Los niños y el orden. Tabla de actividades según la edad

23 octubre, 2018 / no comments

El orden es un hábito, uno que se puede aprender más fácilmente desde pequeño y que además trae grandes beneficios en el futuro. Al educar niños ordenados, les estás regalando un mundo de satisfacciones, ya que sobre el valor del orden se apoyan otros muchos valores y estás educando niños que en un futuro puedan convertirse en personas seguras, equilibradas emocionalmente, con dominio de sí mismas y capaces de tomar decisiones, organizar sus ideas y proyectos personales.

Por eso el orden es algo que debe enseñarse a temprana edad y hacerlo desde casa, por medio de las tareas del hogar es una gran forma de hacerlo y, sin duda, estarás aportando muchísimo a su formación y crecimiento.

¿Cómo inicio a mis hijos en las tareas del orden?

Seguramente has oído hablar de María Montessori, una de las grandes pedagogas del siglo XX, quien afirmaba que el juego es la principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante los primeros años. Por medio del juego, el niño observa e investiga todo lo relacionado con su entorno de una manera libre y espontánea, relacionando sus conocimientos y experiencias previas con otras nuevas, realizando procesos de aprendizaje, fundamentales para su crecimiento.

A partir de esta teoría, la escuela Montessori ha creado una tabla de tareas que podemos compartir con nuestros hijos, según su edad, para enseñarles a dominarlas poco a poco y, además de ser de gran ayuda en el hogar, convertirlos en seres humanos autosuficientes.

niña limpiando

Al enseñarles a realizar estas tareas y lograr que las cumplan, tus hijos estarán desarrollando la motivación, motricidad y experiencia sensorial, haciéndoles sentir útiles e importantes al ser también responsables del hogar.

Las tablas están diseñadas para que puedanlograr sus objetivos de acuerdo con su edad, de modo que puedan cumplirlas todas y evitar la frustración, sino al contrario, animándolo a realizar las siguientes que cada vez son más complejas.

Eso sí, si ves que tu hijo no logra las tareas propias de su edad, no debes preocuparte; la idea es que empezar y poco a poco lograr las tareas hasta alcanzar los objetivos.

niño ayudando en casa

Beneficios de aplicar la tabla Montessori

La tabla de autonomía Montessori no pretende delegar tareas, sino de enseñarles hábitos positivos de manera fácil y divertida. Al utilizarlas tus hijos:

  • Tendrán mucha más seguridad en sí mismos.
  • Serán más organizados con sus tareas y su tiempo.
  • Contribuirás a que tengan mejores resultados académicos.
  • Favorecerás el desarrollo de sus habilidades motoras.
  • Le ayudarás a potenciar el sentido de organización.
  • Estimularás la capacidad de colaboración.

niña cepillando sus dientes

Tabla de tareas por edades

De los 2 a los 7 años, muchas de las tareas van más relacionadas a su cuidado persona y a poco a poco ir manejando herramientas que le permitan ser autosuficiente e integra actividades divertidas como regar las plantas.

tabla de actividades por edad

De los 7 a los 12 años puedes irlo integrando en las tareas generales del hogar que contribuyan al bienestar de toda la familia. Algunas actividades como darle de comer a las mascotas o ayudarte a preparar su comida, le resultarán atractivas.

tabla de tareas por edad

A partir de los 12 años, ya estarán listos para realizar actividades más complejas como hacer la compra, usar la lavavajilla o la plancha, incluso cuidar de su mascota; incluso decorar su cuarto y personalizar sus objetos puede ser una actividad que puedan realizar en familia.

Recuerda que las claves principales son guardar la calma, ser paciente y constante, no permitas que lo vea como una imposición o castigo, sino como algo positivo que lo beneficiará en todos los aspectos de su vida.

Cómo iniciar a tus hijos en las tareas del orden 

11 julio, 2018 / no comments

Llegaron las vacaciones de verano y los niños están más tiempo en casa de lo normal, lo que significa diversión y CAOS. Los niños pueden ser especialistas en desordenar la casa en solo unos segundos lo que te convierte a ti en una recogedora de desastres durante 24 horas al día, entonces ¿realmente vacaciones para quien?  

Para que esto no suceda es muy importante, como siempre os digo, aprovechar el tiempo y las vacaciones pueden ser un momento ideal para enseñar a tus hijos a ser ordenados. Invertir algunas horas al día o a la semana a esto, tiene grandes beneficios para los padres y para el futuro desenvolvimiento de sus hijos. 

¿Por qué es importante? 

Iniciar a tus pequeños en las tareas del orden es fundamental no solo para mantener un ambiente familiar saludable, sino también para su integración en la sociedad, pues les ayudará a alcanzar la autonomía en su vida adulta. Al enseñarles a mantener su espacio vital organizado estarás ayudando a su autoestima mostrándole que es capaz de resolver las cosas por sí mismo. Además, estarás reforzando su memoria a largo plazo; cuando convivimos en un espacio en donde reina el caos, encontrar las cosas se vuelve una tarea de suerte, en cambio cuando sabemos en dónde hemos puesto las cosas somos capaces de recordar en dónde está el objeto que buscamos. 

Y, finalmente, le estarás enseñando a respetar el bien común gracias al orden, ya que entenderá la importancia de cuidar y mantener todo aquello que se encuentra en casa, un espacio que comparte con toda su familia. 

¿Cómo empezar? 

  1. Enseñar a ver el orden como un juego y no como un castigo. Si lo obligas a ordenar cuando ha hecho algo malo, empezará a relacionarlo con algo negativo, de este modo será muy complicado inculcar el hábito. Mejor, haz que sea divertido; coloca una cartulina o pizarra con sus tareas y vayan anotando juntos sus logros y progresos. Empieza poco a poco y de menos a más, las tareas más sencillas al principio y ve aumentando su complejidad y cantidad.kids order 
  2. Recompensar una buena actitud. Premiar sus logros es una buena idea para reforzar una conducta positiva, pueden ser pequeñas recompensas como su postre favorito, unos minutos más de juegos o de ordenador. Estas recompensas deben irse eliminando conforme las tareas sean interiorizadas, de modo que puedas premiar las nuevas.
  3. Definir juntos el lugar en donde va cada cosa. No trates de imponer tu criterio, no se trata de decirle cómo hacer las cosas, sino de ayudarle a entenderlas por si solo. Sí el prefiere tener sus juguetes en un cajón y los disfraces en el armario, permítelo mientras respete siempre el orden que ya ha sido establecido para cada objeto, de este modo estarás ayudándolo a tomar sus propias decisiones. Colocar pegatinas o etiquetas con el nombre de las cosas lo ayudará a recordar en donde tiene que colocarlas una vez que termine de usarlas.
  4. No ser perfeccionista. Recuerda ante todo que se trata de un niño, por lo que no esperes que de la noche a la mañana recuerde todas las actividades y las realice a la perfección. El nivel de exigencia debe ir aumentando conforme a sus logros.
  5. Enseñar a elegir. Algo muy importante es hacerlo consciente de que para tener orden hay que crear espacio y no acumular. Si bien es tarea de los padres la cantidad de juguetes, ropa y objetos que tienen sus hijos, es vital enseñarles a elegir los que prefieren y con cuáles pueden quedarse. Es importante que de vez en cuando te des un tiempo para sentarte con él y explicarle qué cosas siguen en buen estado, así como enseñarle que puede hacer con las que ya no quiere.
  6. Establecer rutinas. Si le enseñas a tus hijos a recoger sus juguetes después de jugar o que después de comer hay que lavar los platos, estarás a ayudando a que construyan una asociación mental en la que relacione rápidamente desorden con ordenar.

mama e hija

Si llegase a haber momentos en los que tu pequeño no hace caso y se niega a recoger, no desesperes, simplemente debemos recordarle que debe hacerlo e ignorar su mala conducta el tiempo que dure (por lo general cuando ven que no nos alteramos por ello, reaccionan y cumplen con lo establecido esperando nuestra posterior alegría o elogio). Si es necesario siempre formulando las freses desde lo positivo, puedes negarle la opción de hacer otra cosa hasta que cumpla con su deber. Ejemplo: Cuando hayas recogido podremos ir a la playa… 

Por último, recuerda que la constancia y la paciencia serán tus mejores aliadas en este proceso; educar a tus hijos en el orden debe ser una tarea diaria en la que debes mantener una actitud positiva.  

Educación y Orden

24 febrero, 2016 / no comments

Se dice que el orden es la disposición metódica, concertada y armoniosa de las cosas, es una regla establecida por la naturaleza para el desenvolvimiento de los hechos y fenómenos. También el orden se relaciona con la paz y la tranquilidad.

Ordenar es pues, el poner en orden, alinear, clasificar, arreglar, encaminar y dirigir a un fin.

Continue Reading…

El Orden y los hijos

20 octubre, 2015 / no comments

Cualquiera que tenga hijos sabrá de sobra lo que eso supone en la falta de orden. A menudo los padres, cuando se les acaba la paciencia, se ponen nerviosos y acaban por poner orden ellos mismos. ¡Error!, “Si liberas a tu hijo del deber de ordenar, estarás haciendo su trabajo hasta que sea un adulto”, o lo que es aún peor, puedes estar generando en ellos la idea de que “si mamá y papá lo hacen por mi, debe ser porque yo no soy capaz de hacerlo”.

Continue Reading…