7 cosas que debes hacer en casa para empezar el año ordenadamente

11 diciembre, 2019 / no comments

Cada año que inicia tenemos la esperanza de que será mucho mejor que el anterior, pero para que esto sea verdaderamente cierto debemos recibirlo de la manera correcta, ¿cómo? Ordenadamente.

De nada servirá plantearnos nuevos propósitos, nuevas metas y sueños si no estamos dispuestos a hacer cambios, y la llegada de un año nuevo es siempre un gran momento para plantearnos renovar algún lugar de la casa, deshacernos de las cosas que ya no aportan brillo a nuestra vida, liberar espacio o colocar los objetos en un lugar mejor.

Continue Reading…

El ABC de las emociones

23 julio, 2019 / no comments

Todas las personas experimentamos distintos tipos de emociones, algunas muy básicas y las más fácilmente reconocibles como la alegría, el enfado y la tristeza; y otras un poco más complejas, conocidas como emociones autoconscientes y que no siempre identificamos como la templanza, el resquemor o la obnubilación.

Continue Reading…

Guía para organizar y ordenar documentos en casa

11 junio, 2019 / no comments

Archivar documentación en casa siempre es una tarea complicada, y es que es verdad que a nadie le gusta llenarse de papeles, pero no siempre estamos seguros de los documentos que debemos conservar y por cuánto tiempo, pues seguro te ha pasado que dices “este papel ya no lo voy a necesitar” y claro, llegas a hacer ese trámite, te lo piden y ya no lo tienes.

Entonces, he preparado una lista de los documentos importantes que debemos archivar en casa o en la oficina y cómo clasificarlos para que sea fácil localizarlos cuando los necesitemos.

Continue Reading…

La regla de los dos minutos para ordenar

11 abril, 2019 / no comments

El desorden no es algo que pasa de repente, no es como que un día amaneciste y toda tu casa estaba patas arriba; el desorden es un conjunto de pequeños desórdenes que vas acumulando a lo largo de los días.

Por ejemplo, llegas de la calle y en lugar de poner la chaqueta en el armario o el perchero, lo dejas sobre la silla; te quitas los zapatos y en lugar de meterlos al zapatero los dejas en el pasillo; usas un vaso y en lugar de lavarlo lo dejas en la encimera, y así sucesivamente; para cuando te das cuenta todo es un caos.

Continue Reading…

Ejercicios para limpiar tu mente

10 enero, 2019 / no comments

El inicio de un nuevo año es ideal para replantearnos nuevas metas, empezar a implementar nuevos hábitos y, en general, renovarnos para sentirnos más motivados para hacer las cosas que nos hacen ser más felices.

Pero para que esto sea posible, nuestra mente debe estar saludable y positiva; nuestro cuerpo y nuestra mente son uno mismo, lo que significa que la salud física o corporal es consecuencia de una salud mental y emocional equilibrada, por lo que es necesario que además de esos propósitos que te planteas para cuidar tu físico los realices también para cuidar de tu salud mental; así es, cuidarte por dentro tanto como por fuera.

Continue Reading…

SIGNIFICADO SUBLIMINAL DEL DESORDEN DE TU HOGAR

11 diciembre, 2018 / no comments

¿Sabías que la acumulación de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos? Como miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además, el lugar de la casa en el que el desorden o la acumulación se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el armario, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una colcha o funda nórdica desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

Continue Reading…

Los niños y el orden. Tabla de actividades según la edad

23 octubre, 2018 / no comments

El orden es un hábito, uno que se puede aprender más fácilmente desde pequeño y que además trae grandes beneficios en el futuro. Al educar niños ordenados, les estás regalando un mundo de satisfacciones, ya que sobre el valor del orden se apoyan otros muchos valores y estás educando niños que en un futuro puedan convertirse en personas seguras, equilibradas emocionalmente, con dominio de sí mismas y capaces de tomar decisiones, organizar sus ideas y proyectos personales.

Por eso el orden es algo que debe enseñarse a temprana edad y hacerlo desde casa, por medio de las tareas del hogar es una gran forma de hacerlo y, sin duda, estarás aportando muchísimo a su formación y crecimiento.

¿Cómo inicio a mis hijos en las tareas del orden?

Seguramente has oído hablar de María Montessori, una de las grandes pedagogas del siglo XX, quien afirmaba que el juego es la principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante los primeros años. Por medio del juego, el niño observa e investiga todo lo relacionado con su entorno de una manera libre y espontánea, relacionando sus conocimientos y experiencias previas con otras nuevas, realizando procesos de aprendizaje, fundamentales para su crecimiento.

A partir de esta teoría, la escuela Montessori ha creado una tabla de tareas que podemos compartir con nuestros hijos, según su edad, para enseñarles a dominarlas poco a poco y, además de ser de gran ayuda en el hogar, convertirlos en seres humanos autosuficientes.

niña limpiando

Al enseñarles a realizar estas tareas y lograr que las cumplan, tus hijos estarán desarrollando la motivación, motricidad y experiencia sensorial, haciéndoles sentir útiles e importantes al ser también responsables del hogar.

Las tablas están diseñadas para que puedanlograr sus objetivos de acuerdo con su edad, de modo que puedan cumplirlas todas y evitar la frustración, sino al contrario, animándolo a realizar las siguientes que cada vez son más complejas.

Eso sí, si ves que tu hijo no logra las tareas propias de su edad, no debes preocuparte; la idea es que empezar y poco a poco lograr las tareas hasta alcanzar los objetivos.

niño ayudando en casa

Beneficios de aplicar la tabla Montessori

La tabla de autonomía Montessori no pretende delegar tareas, sino de enseñarles hábitos positivos de manera fácil y divertida. Al utilizarlas tus hijos:

  • Tendrán mucha más seguridad en sí mismos.
  • Serán más organizados con sus tareas y su tiempo.
  • Contribuirás a que tengan mejores resultados académicos.
  • Favorecerás el desarrollo de sus habilidades motoras.
  • Le ayudarás a potenciar el sentido de organización.
  • Estimularás la capacidad de colaboración.

niña cepillando sus dientes

Tabla de tareas por edades

De los 2 a los 7 años, muchas de las tareas van más relacionadas a su cuidado persona y a poco a poco ir manejando herramientas que le permitan ser autosuficiente e integra actividades divertidas como regar las plantas.

tabla de actividades por edad

De los 7 a los 12 años puedes irlo integrando en las tareas generales del hogar que contribuyan al bienestar de toda la familia. Algunas actividades como darle de comer a las mascotas o ayudarte a preparar su comida, le resultarán atractivas.

tabla de tareas por edad

A partir de los 12 años, ya estarán listos para realizar actividades más complejas como hacer la compra, usar la lavavajilla o la plancha, incluso cuidar de su mascota; incluso decorar su cuarto y personalizar sus objetos puede ser una actividad que puedan realizar en familia.

Recuerda que las claves principales son guardar la calma, ser paciente y constante, no permitas que lo vea como una imposición o castigo, sino como algo positivo que lo beneficiará en todos los aspectos de su vida.

Hábitos matutinos conscientes que te ayudarán a mantener tu mente organizada

21 septiembre, 2018 / no comments

Todo el placer de los días está en sus amaneceres.

(François de Malherbe)

¿Sientes que no te llega el día para todo lo que tienes que hacer? Seguramente te has preguntado cómo el vecino, tu colega o tu pareja pueden organizarse mejor que tú. Son puntuales, organizados y pareciera que tienen una coreografía montada sin esfuerzo. No es así, las personas organizadas han trabajado conscientemente en sus hábitos para alcanzar una rutina productiva. Aquí te compartimos algunos hábitos matutinos que te ayudarán a ser más conscientemente organizado y aprovechar el día.

Despertar temprano por la mañana

Intenta  despertarte 30 minutos antes de tu hora habitual. Si vives con más personas, no tendrás que lidiar con compartir la ducha o espacios comunes. Si vives solo, estos minutos te darán ventaja para completar tus tareas matutinas.

¡No mirar el móvil! Mantra matutino

Saca el móvil fuera del dormitorio y cualquier dispositivo electrónico que te haga caer en la tentación de conectarte. Aprovecha este tiempo desconectad@ para estirarte, hacer una pequeña meditación o ejercicios de respiración. Te vas a sentir más relajad@ y con ánimos para comenzar tu día.

Haz algo que te guste

Consiéntete y haz algo que realmente disfrutes. Termina el capítulo del libro, juega con tus hijos, escucha la nueva canción de moda y baila. Ponte un límite de tiempo, con 15 minutos basta, dejará en ti una actitud positiva a lo largo del día.

morning book

Sigue una rutina

No hay éxito sin orden, todas las personas exitosas siguen una rutina diaria. Si repites acciones con un orden específico, lo que en un principio parecía un reto se convertirá en una acción natural. Todo empieza en la mente y a fuerza de repetir el mecanismo, se acaba por volver un acto automático que el cuerpo adquiere y realiza de forma más inconsciente.

Ponte objetivos realistas

Trabaja un hábito a la vez. ¿Te apetece desayunar saludable? Elabora tu menú semanal y sé estrict@ para cumplirlo. En los siguientes 21 días que ya seas un campeón/a de los desayunos sanos, tendrás ánimo y resultados palpables para empezar con otro. Recuerda fijarte objetivos realistas y a corto plazo.

Prepara la comida antes

Es muy estresante preparar una comida por la mañana, tu cabeza ya está a mil por hora entre los pendientes del día en el que estás. Procura hacer una noche anterior tu comida o si te organizas puedes preparar comida los fines de semana, así ahorras tiempo y también dinero. Si tienes hijos, planifica las meriendas que se llevarán al cole y tenlas previstas.

Ordena tu casa

Antes de salir, ordena tu casa. A nadie le apetece llegar después de una jornada laboral a recoger el baño, lavar los cacharros o hacer la cama. En cambio si tu casa está en orden, te sentirás más a gusto en casa y relajado, como consecuencia serás más productivo. Recuerda que no hay bienestar sin salud mental.

Haz la tarea que menos te gusta primero

En vez de alargar el tiempo para completar esa tarea que tanta pereza te da, termina con ella lo antes posible. ¿Tenéis que limpiar la arena del gato? ¿Sacar la basura? Hazlo cuanto antes y olvídate de ella durante todo el día.

Es más sencillo ser ordenado con una disciplina diaria. Aprovecha la mañana, experimenta nuevas maneras de comenzar tu día.

¿Cómo saber si eres una persona desordenada?

24 julio, 2018 / no comments

Muchas veces estamos tan enfocados en cosas como el trabajo, la escuela, la familia o cualquier otra actividad que olvidamos mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de  cómo de ordenados o desordenados están los espacios en los que vivimos. No darnos cuenta de ello puede ser terrible, ya que la forma en la que se encuentra nuestro exterior refleja también nuestro estado interior.

Vivir en el desorden y no darse cuenta de ello es más común de lo que uno piensa, pues somos seres de hábitos, lo que quiere decir que la mayoría de las veces el desorden es una conducta aprendida; si vivimos constantemente en el desorden es fácil acostumbrarse a no percibirlo. El problema de esto es que a largo plazo puede provocar problemas, ya que el desorden se extiende a todas las áreas de nuestra vida: la alimentación, el trabajo, los estudios, etc.

El desorden, reflejo de un problema emocional

Es posible que pasemos por alto el desorden y aceptemos vivir con él porque se nos hace curioso o lo vemos como algo que nos define como personas, sin embargo, esto puede llegar a ser mucho más que un simple hábito. Hay estudios que aseguran que el desorden físico puede ser señal de que algo va mal con la salud mental, reflejando algunos temores como el miedo al cambio, el temor a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia; además refleja inestabilidad, miedo al futuro, falta de interés a la vida o incluso, depresión.

depresión

Tomando conciencia de la realidad

Llegar al punto en el que nos damos cuenta de que somos personas desordenadas no es fácil y muchas veces requiere de la ayuda de un profesional, sin embargo, el primer paso para solucionarlo es, como siempre os digo, tomar conciencia. En el momento en el que somos conscientes de que algo no va por el camino que queremos es cuando empezamos a hacer algo por solucionarlo.

A veces, para quienes nos miran desde afuera puede ser muy obvio notar que somos personas desordenadas, pero para quienes lo son, enfrentar la realidad no es tan sencillo como parece. Entonces, cómo podemos darnos cuenta si somos personas desordenadas o si estamos convirtiéndonos en una.

A continuación, comparto algunas señales que te ayudarán a descubrir si eres una persona desordenada:

  1. Te cuesta trabajo encontrar las cosas, desde las llaves del coche hasta el mando de la televisión.
  2. Llegas tarde a los compromisos; puede ser al trabajo, a recoger a los niños, a una cita con amigos, y es que antes de salir tieness que entrar y salir varias veces porque olvidaste algo.
  3. Has descuidado tu imagen personal, te da pereza arreglarte, te duchas con menos frecuencia, olvidas ponerte desodorante o ¡hasta beber agua!
  4. Comienzas a usar partes de tu casa para otro propósito que no era el original, como colgar la ropa en las sillas, usar la mesa del comedor para acumular papeles, los cajones para guardar cosas que ya no usas, etc.
  5. Dejas la cama sin tener por varios días, incluso te has olvidado de cambiar las sábanas y las fundas de las almohadas o el cobertor.

  6. Acumulas objetos, a veces sin darte cuenta. Desde las cuentas por pagar que llevan años en el cajón o en la mesa, hasta ropa y objetos que te regalaron y guardaste con la idea de que algún día podrían servirte, pero nunca los has usado.
  7. Evitas tener visitas en casa, en el fondo sabes que tu casa no está presentable y solo haces limpiezas de emergencia cada vez que alguien llama a la puerta.
  8. Realizas actividades en lugares que no están destinados para ellas, como comer en la cama en lugar de en el comedor, trabajar en el sillón en lugar de en el escritorio, ver la tele desde el suelo en lugar de sentarte en el sofá.
  9. Comes a destiempo, a veces olvidas desayunar o se te pasa la hora de la comida así que la juntas con la cena, por momentos no comes o en otros comes de más.
  10. Constantemente tiras la comida porque se ha echado a perder, pues simplemente te olvidaste de que estaba ahí.

    acumular objetos

  11. Olvidas pagar las facturas a tiempo; te cortan la luz, el casero te llama desesperado, te han llegado intereses de la tarjeta de crédito, y a veces es porque no encuentras las facturas o las tenías y las perdiste.
  12. Tu coche es una extensión de tu armario, no puedes llevar a nadie en el asiento trasero porque está lleno de ropa, bolsas, la chaqueta que no encontrabas sigue ahí, hay papeles del trabajo y hasta el suéter del perro.
  13. No tienes suficiente ropa limpia, olvidaste lavar y todo está en el cesto de la ropa sucia o dentro de la lavadora desde hace semanas.
  14. Olvidas tirar la basura y no lo recuerdas hasta que un olor extraño te llama la atención o la basura comienza a invadir vida.
  15. Dejas las cosas a medias, desde una película porque te quedaste dormid@, hasta las idas al gimnasio, las clases de cocina o el libro que empezaste a leer.
  16. Duermes de más o de menos, pues no tienes una rutina saludable de sueño.

Si marcaste sí a más de tres de estas opciones es muy probable que tu vida esté bastante desequilibrada en algunos o muchos aspectos, que tengas la sensación de que es un caos, y que aquello que has pasado por alto justificándolo con pereza o falta de tiempo se esté convirtiendo en una bola de nieve. Quizá haya llegado el momento de pedir ayuda.

Mientras tanto hay algunas cosas que puedes hacer para ir resolviendo algunos de estos puntos sin que signifiquen un cambio que te desequilibre por completo.

organizar

  • Coloca una pizarra con tus compromisos y fechas importantes justo donde puedas verla todos los días, de este modo no olvidarás pagar, llegar o entregar a tiempo.
  • Poco a poco ve asignando lugares a las cosas, un lugar para las llaves, otro lugar para las facturas por pagar, cajones con distintos objetivos, etc…
  • Tira las cosas que no son útiles o que nos has usado en mucho tiempo. Deshazte de los papeles viejos, de los cables; conforme vayas encontrando objetos, velos eliminando de tu vida, de todas formas ya los dabas por perdidos.
  • Estableces horarios para cada actividad, intenta establecer horas para cada comida y para descansar, así como para trabajar y guarda siempre unos minutos del día para ordenar.
  • Coloca etiquetas en las cajas, cajones y pequeños espacios para guardar para que te recuerdes de poner las cosas en su sitio.
  • Haz ejercicio con regularidad, esto te ayudará a mantenerte motivado y eliminar estrés para concentrarte en otras áreas de tu vida.
  • Realiza actividades que te hagan feliz, cuando tu estado de ánimo es adecuado te sientes con ganas de mejorar todo lo que está a tu alrededor.

Poco a poco ve haciendo pequeños cambios “un día de orden a la vez”, verás como al notar espacios libres y ambientes limpios, sentirás una especie de tranquilidad emocional que te ayudará en todos los aspectos de tu vida.