El regreso al colegio y las rutinas está a la vuelta de la esquina!
Es el momento perfecto para hacer balance y hacer que el estudiante se organice para el nuevo año escolar que empieza. Estos son algunos consejos claves para iniciar el año escolar con buen pie.

Usa una agenda para mantenerte organizad@. 

Utilices una agenda en papel o un calendario electrónico: asegúrate de que tienes la posibilidad de ver tu semana al completo. Anota en ella: los trabajos de clase, tus actividades extra escolares y compromisos de fin de semana; para que puedas «visualizar» el tiempo disponible que te queda. De esta forma conseguirás realizar tus tareas cotidianas y atender a tus estudios. Deja un espacio en la agenda para cada día organizar algo, de manera que establezcas tiempos en los que puedas ordenar tu taquilla, preparar tu mochila o mantener al día tus libretas. El mantenimiento es clave para conseguir permanecer organizado.

Haz una lista de cosas que hacer cada día.

Pon la tarea que te lleva más tiempo o que te resulte más difícil en la cabecera de la lista y hazla en primer lugar. Te sentirás realizado cuando hayas hecho lo más difícil, además te podrás enfrentar a esas tareas con el depósito de energías aún lleno.

Marca objetivos alcanzables. 

Es más probable que termines tus tareas si están divididas en partes fácilmente realizables. Es mucho más fácil escribir un párrafo de un trabajo pendiente en una tarde, que completar un proyecto de todo un trimestre en ese tiempo. Consulta tu agenda en busca de huecos libres y prográmate en consecuencia. Establecer objetivos poco realistas te puede llevar al fracaso.

ColeRegalos gratis. 

El tiempo libre y trabajos en grupo en los que además de estudiar te puedes divertir son regalos.  Disfrútalos!

Procura llevar contigo cosas que hacer en tiempos muertos. 

Siempre puedes terminar alguna tarea si estás en el autobús de vuelta a casa o mientras esperas en el médico. Hazte consciente de estos tiempos disponibles que pudieras aprovechar!.

Organiza tus espacios cotidianos. 

Es igual de importante que tu dormitorio y tu zona de estudio estén bien organizados que tu mochila del colegio. El tener orden en estas zonas te ayudará a mantenerte dentro de tus tiempos programados y además concentrado.

Vacaciones escolares. 

Utiliza tu tiempo libre durante las vacaciones escolares, días festivos o días no lectivos para adelantar tus tareas y proyectos de más adelante. Es mejor trabajar en estos proyectos de cierta entidad cuando no se tiene la presión adicional de las tareas cotidianas, actividades comunes, etc.

Idea un sistema de organización que funcione para ti.

Es fácil sentirse abrumado por la cantidad de apuntes, fotocopias, hojas con tareas, trabajos pendientes, etc. en los que se convierte la vida escolar. Utiliza un archivador adecuado, cómodo, bien dimensionado; o prueba archivos de acordeón; cuadernos, libretas individuales o carpetas de folios. Asegúrate de que el sistema elegido es fácil de usar y te permite mantener en orden todos tus papeles.

Con estos consejos y la energía adecuada el curso será mucho más placentero. Vamos: a por ello…!!!