Desinfectantes de manos econaturales y certificados

24 julio, 2020 / no comments

Mantener nuestras manos limpias y ayudarnos con desinfectantes de manos es una de las maneras de prevención esenciales para evitar el contagio de Covid-19, es más, el uso de desinfectantes de manos como geles e hidroalcohol es hoy en día una medida obligatoria.

Sin embargo, y aunque no podemos prescindir de ellos, el uso prolongado de estos desinfectantes de manos puede tener algunos efectos secundarios principalmente para la piel, ya que vayamos a la compra, a comer a algún restaurante, a la farmacia, al centro comercial o a cualquier otro sitio, es necesario rociar una pequeña cantidad sobre todo si vamos a entrar en contacto con objetos que han tocado otras personas.

Riesgos del uso prolongado de gel hidroalcohólico

Si bien lo más recomendable es lavar nuestras manos únicamente con agua y jabón, el uso de geles y sprays hidroalcohólicos es una medida de seguridad e higiene que ayuda a desinfectar nuestras manos de manera rápida cuando no tenemos un grifo cerca.

Ahora que, para que el gel hidroalcohólico de verdad cumpla su función, las autoridades sanitarias han hecho énfasis en el que el gel contenga al menos un 60% de alcohol. Es por esto que, si exageramos con el uso de desinfectantes de manos, pueda haber algunas consecuencias malas para la salud.

Y es que la mayoría de estos geles están hechos con no sólo con una alta cantidad de alcohol, sino con algo peor que son los ingredientes petroquímicos, los cuales pueden derivar en una intoxicación.

Especialistas dermatólogos han alertado sobre posibles problemas que podemos presentar al abusar o hacer mal uso de los desinfectantes de manos en gel o spray. Entre ellos destaca:

  • Sequedad, deshidratación y grietas en las manos, pues al incrementar la cantidad de veces que lavamos y desinfectamos nuestras manos estamos eliminando el manto lípido de la piel.
  • Eccema irritativo, que suele manifestarse como inflamación e irritación de la piel, y puede llegar a descamación y picor.
  • Dermatitis, que puede presentarse como enrojecimiento y sequedad en la piel. En personas que ya presentan afecciones de la piel como dermatitis aguda o psoriasis, puede causar daños más graves.
  • Alteración del microbioma, lo cual quiere decir que, aunque los desinfectantes de manos están pensados para matar bacterias malas, el uso excesivo de los mismos acaba también con las bacterias que son benéficas para la piel. Esto puede dar lugar a malos olores, hongos o infecciones en las uñas.

¿Qué otras opciones tenemos para desinfectar las manos?

Además de preparar nuestros propios desinfectantes de manos con ingredientes o materiales naturales, es importante que los que compremos de uso comercial contengan alcohol desnaturalizado, ¿por qué?

Bueno, porque generalmente los geles o desinfectantes de manos que encontramos en el mercado contienen alcohol que puede ser petroquímico, el cual es tóxico para el cuerpo, por eso es mejor preferir aquellos que para su fabricación usan benzoato de denatonio como desnaturalizante, que, aunque sigue siendo químico, es menos dañino.

También es posible encontrar productos desinfectantes para las manos con alcohol sin desnaturalizar, o incluso alcohol ecológico certificado.

Con ayuda de nuestros amigos de Biocultura, compartimos desinfectantes ecológicos, que además de ser responsables con el medio ambiente, son responsables con tu piel y la salud de tu familia.

Algunos de estos desinfectantes de manos los puedes encontrar en tiendas naturistas, ecológicas, o bien, puedes conseguirlos en línea.                              

Para niños

  • Gel seco en spray de Flora, sin tóxicos y elaborado con aceites esenciales de eucalipto, lavanda, árbol de té y eneldo. Lo puedes conseguir en La Rueda Natural.
  • Espuma desinfectante especial para la piel de bebés y pieles delicadas. Hecho con manzanilla, aloe vera, limón, lavanda, naranja y mandarina orgánica. Vale para desinfectar juguetes y lo puedes encontrar en Kids Me.
  • Jabón de manos con efecto bactericida de Alphanova. El 99,2% de los ingredientes totales son de origen natural y el 20.5% del total de los ingredientes son de agricultura ecológica.

¡No olvides leer la etiqueta!

¡Como ves por opciones naturales que no sea! Actualmente es posible contar con una amplia oferta de desinfectantes de manos que amigables con nuestra piel.

No olvides revisar las etiquetas, así te será más fácil identificar estos productos e ir eliminando los que dañan nuestra salud.

Cómo disfrutar de unas vacaciones sostenibles

9 julio, 2020 / no comments

En vista de lo acontecido en estos últimos meses, es normal que todavía tengamos dudas sobre si salir de vacaciones este verano es una buena idea, pero no sólo eso, la mayoría hemos tomado conciencia de lo importante que es cuidar nuestro medio ambiente, así como a todo y todos los que nos rodean, por lo que, si la idea de unas vacaciones sostenibles está rodando tu cabeza, ¡es una gran idea!

Ahora más que nunca tenemos que arrimar el hombro y saber que, si ya hemos decido embarcarnos hacia nuestro destino, lo mejor es que adoptemos algunas conductas responsables y apostemos por un nuevo tipo de vacaciones en las que el respeto por la naturaleza, la cultura local, el apoyo a los comercios y productores locales y sobre todo la propia responsabilidad juegan un papel fundamental.

¿Cómo son unas vacaciones sostenibles?

Sí, suena muy bien, pero quizá habrá quien todavía no tenga muy claro lo que significa tener unas vacaciones sostenibles para planificarlas correctamente, pues no se trata únicamente de ir a un centro ecofriendly y no tirar basura.

Unas vacaciones sostenibles hacen referencia a tener unas vacaciones responsables teniendo en cuenta el impacto que nuestro viaje tendrá a nivel ambiental, social y económico en nuestro lugar o lugares de destino; para ello hay que considerar todos los aspectos: el lugar que visitaremos, cómo viajaremos, dónde nos hospedaremos, las costumbres locales y, actualmente, hay incluso que considerar si nuestro viaje afecta la salud de quienes habitan en ese lugar.

Al considerar todos estos aspectos y enfocarnos en que nuestra visita tenga un efecto positivo en lugar de impactar negativamente, estamos colaborando para generar un turismo sostenible.

¿Cómo tener unas vacaciones sostenibles?

Todo empieza con el orden. La planificación es esencial para que nuestras vacaciones sean responsables, además de divertidas y relajantes.

  • Infórmate. Antes de elegir cualquier cosa hay que buscar información sobre nuestro lugar o lugares de destino. Conocer un poco sobre las costumbres locales, los cuidados que el lugar tiene para no impactar de manera negativa al ambiente. Si vas a la montaña, por ejemplo, cuáles son los cuidados que hay que tener para evitar un incendio forestal, o bien, si vas a la playa, cómo es el sistema de recogida de residuos o en actividades como buceo, navegación, cuáles son las medidas responsables que hay que tener con las especies. Cada lugar tiene protocolos a seguir que es importante tener en cuenta para ser turistas bienvenidos.
  • Planifica. Te recomiendo hacer una lista de tus recorridos y actividades, de manera que puedas hacerte una idea del impacto que estas aventuras tendrán. Al planificar podemos hacer elecciones inteligentes, como elegir compartir el coche o preferir viajar en tren (de acuerdo con datos de RENFE SNCF, en tren consumimos entre 3 y 5 veces menos energía per cápita que por la carretera y entre 7 y 10 veces menos que en avión); asimismo, planificar nos permite encontrar más opciones de hospedaje ecológico. No omitas ningún detalle, en estos casos hasta el número de toallas que llevamos en la maleta es relevante.
  • Usa la tecnología. Olvídate de imprimir billetes y cargar con papales y facturas que puedes llevar fácilmente en el móvil. La mayoría de los proveedores hacen sencillo el proceso de realizar compras y reservas online sin la necesidad de imprimir papeles. Además, así te evitas perder algún documento importante en el camino.
  • Viaja ligero. Trata de llevar únicamente lo que vas a necesitar, esto también te ayudará a enfocarte en lo verdaderamente importante, evitarás andar cargando con cosas que no vas a usar y, muy importante, lavarás menos ropa, lo cual tiene consecuencias importantes como ahorrar agua, evitar el consumo de detergentes y otras cosas favorables.
  • Busca hospedaje y actividades sostenibles. No todo tiene que ser ecológico, pero sí puedes buscar opciones responsables, como hoteles pequeños o pasadas. Tampoco es necesario huir de los grandes hoteles, muchos de ellos están haciendo cambios importantes para ser destinos verdes, por ejemplo, eliminando el plástico, evitando el lavado innecesario de ropa de cama y de baño, ofreciendo actividades y recorridos ecoamigables. Lo importante es que antes de reservar en cualquier lugar, te informes y te asegures que cumple con tus expectativas sostenibles. 
  • Consume local y en pequeños comercios. No te olvides de conocer los lugares pequeños, pero con gran encanto. Pregunta por mercadillos, restaurantes caseros, o prepara tu propia comida. Sabemos que en vacaciones apetece mucho darse un lujo, pero al consumir en negocios locales ayudamos a desarrollo de la economía. Estos comercios, además, suelen contar con procesos de fabricación o elaboración menos dañinos o más responsables que las grandes compañías y también sus productos suelen ser de mejor calidad.
  • No a las actividades con animales. A menos que la actividad involucre liberar tortugas en el mar, todo aquello que involucre la explotación animal queda fuera de unas vacaciones sostenibles. Nadar con delfines puede ser una cosa maravillosa, pero también irresponsable y dañina para ellos.  
  • Cuida y reduce tu huella ambiental. Cuando vas de visita a otra casa, ¿verdad que no dejas todo tirado y lleno de basura? Pues es igual cuando vamos de vacaciones. Al lugar que vayas, recoge tu basura e infórmate sobre el sistema de reciclaje, cuida el agua y los consumos como luz y gas, cuida la flora y la fauna, respeta las señales, los horarios de los lugares, etc. Que la única huella que generes sea la de una muy buena experiencia.

Tal vez te interese: Zero Waste, cómo reducir la basura que generamos

Sostenibilidad certificada

Gracias a que las personas estamos tomando consciencia de lo importante que es respetar el planeta, es posible encontrar cada vez más y mejor información, así como lugares, comercios e instituciones que se preocupan por ofrecer opciones sostenibles para todo tipo experiencia. 

En el caso de España, encontré al Club de Ecoturismo, una entidad creada por la Asociación de Ecoturismo de España, que reúne y se encarga de certificar a restaurantes, alojamientos, proveedores de servicios turísticos y más, cuya filosofía es sostenible y que se desarrollan en espacios protegidos. 

En conjunto, agrupa a un total de 553 empresas de toda España que trabajan con criterios de sostenibilidad en 24 destinos. Ellos mismos se encargan de revisar y comprobar que todos estos lugares cumplan con los requisitos necesarios para ser considerado un servicio o lugar sostenible y avalarlo.

Ponencia en BioCultura: Ordena para liberarte

21 febrero, 2020 / no comments

A partir del 28 de febrero y hasta el 1 de marzo tendrá lugar en EXPOCoruña la feria BioCultura, un evento que me encanta pues está destinado a promover el consumo responsable de productos ecológicos.

Como ya sabéis, para Orden Studio es muy importante fomentar el equilibrio emocional y físico, complementando todas nuestras actividades con un estilo de vida sostenible, por eso me hace mucha ilusión poder invitaros a esta expo en donde estaré presentando la ponencia «Ordena para liberarte», en la que hablaremos de la importancia del orden en nuestras vidas como una vía para encontrar el bienestar y la armonía.

De igual modo, estaremos presentes durante toda la feria participando como expositores con un stand al que estáis todos invitados por si queréis conocernos en persona, charlar  y compartir lo que os apetezca, así como descubrir juntos cómo podemos ayudaros a encontrar el equilibrio en vuestras vidas a través de la organización y el orden consciente. Estaremos encantados de conoceros y recibiros.

Continue Reading…

Ecosia planta un árbol mientras navegas en internet

30 septiembre, 2019 / no comments

Es probable que hayas escuchado hablar de Ecosia, pero si no, la verdad es que no podemos dejar de compartirlo porque es una iniciativa fantástica en la que podemos participar tod@s realizando el mínimo esfuerzo.

Como sabéis el cambio climático se ha convertido en un problema global, así como en un reto que no tiene fronteras, y que para combatirlo se requiere de acciones conjuntas. No hace mucho pudimos ver los terribles efectos causados por los daños al medio ambiente cuando el Amazonas ardió en llamas durante más de 16 días y para no irnos tan lejos, lo mismo sucedió en nuestra casa, en Galicia.

Continue Reading…

Residuo Cero. Comienza a restar desde casa´, un libro de Yve Ramírez para superar la cultura de usar y tirar

16 agosto, 2019 / no comments

Recientemente he tenido el placer de recibir de parte de su autora, Yve Ramírez, una copia del libro que acaba de publicar, ‘Residuo CeroComienza a restar desde casa’. Este regalo llega en un momento muy oportuno para nuestro proyecto de Orden Studio, ya que llevamos comprometidos ya algún tiempo con esta filosofía de vida y con informaros y daros a conocer todas las opciones que tenemos para mantener un estilo de vida ordenado y sostenible.

Sabemos que no es fácil ser eco-ordenados y eco-organizados en medio de tanto caos, pero como organizadora profesional holística siento que es parte fundamental de mi labor difundir y ayudar a crear consciencia sobre el impacto ecológico que tienen nuestros hábitos de consumo, por eso no he dudado en recorrer las páginas del libro de Yve, para estar al tanto de cómo podemos hacer, desde nuestro pequeño espacio, para reducir.

Uno de los detalles a destacar es que es un libro realmente amigable y sencillo de leer por lo que no tenéis pretexto para no hacerlo; en él encontramos información muy interesante no sólo sobre cosas que ya sabemos, como lo importante que es reciclar y no consumir plástico, sino sobre el origen de todo aquello que consumimos, por ejemplo, de dónde viene la ropa que vestimos, qué son las islas de basura, los productos ecológicos que compramos, ¿de verdad son ecológicos?

Residuo Cero. Comienza a restar desde casa´, un libro de Yve Ramírez para superar la cultura de usar y tirar 1

Y además encontramos consejos sumamente útiles sobre cómo reducir y moderar nuestro consumo de manera sencilla desde casa y desde un punto de vista realista, ya que Yve es una mujer trabajadora y emprendedora, pero también ama de casa y madre de dos hijas, por lo que conoce el valor del tiempo y de la familia.

En su libro, Yve nos enseña que no es necesario empezar mañana desde cero con todo, sino ir a nuestro ritmo identificando qué es aquello que nos incomoda en nuestra forma de vida actual para ir transformando nuestros hábitos poco a poco hasta llegar a un estilo de vida realmente sostenible. No importa si el vecino no lo hace, cada cambio que hagamos, cuenta.

Residuo Cero. Comienza a restar desde casa´, un libro de Yve Ramírez para superar la cultura de usar y tirar 2

“El punto de partida debe ser eso que te incomoda de tus propios hábitos, eso que sabes claramente que está mal… Identifica algo en particular que para ti sea importante, siempre desde tu propia perspectiva personal y desde tu realidad, y busca formas de modificar ese hábito.”

Para complementar la lectura no olvidéis visitar el blog La Ecocosmopolita, en donde podréis encontrar toda clase de información sobre consumo responsable, desde cosmética eclógica, tips contra el desperdicio alimentario y mucho más.

Os comparto el enlace en donde podéis comprar el libro y conocer más acerca de todos los proyectos de esta encantadora “urbanita en busca de una vida sostenible”.

Gracias una vez más Yve por tu labor y compromiso con tu planeta y con todos nosotros.

Lo que debes saber sobre el movimiento “Zero Waste” para decidirte a aplicarlo en tu vida

11 julio, 2019 / no comments

Como ya habéis notado, desde hace unos meses he estado compartiendo con vosotr@s varias reflexiones, productos y contenidos relacionados con implementar en mi rutina de organización y orden un modo de vida sostenible.

Opino que para lograr un equilibrio entre el orden mental y físico, es necesario también tratar de estar en armonía con el universo que me rodea y en especial con nuestro planeta.

Como la mayoría de los cambios que hacemos en nuestra vida, no ha sido fácil. Nuestra sociedad, aunque tiene muchas ganas, se está adaptando a este nuevo modo de vida.

En mi caso, se ha tratado muchas veces de un proceso de prueba y error que me ha dejado grandes aprendizajes; tantos, que trato de compartirlos en este blog y en mis redes sociales, un poco con la finalidad de que todos podamos compartir ideas funcionales.

infografia-zero-waste

Echando la vista atrás, si bien no ha sido fácil, sí ha sido satisfactorio. Me satisface saber que no solo estoy generando menos desperdicios y que ayudo al planeta a respirar un poquito mejor, sino que además miro todo con otra perspectiva.

Por ejemplo, me he vuelto más crítica y analítica con los productos que elijo tener en casa; también un poco más responsable como Organizadora Profesional al tener esta labor de ayudar a mis clientes y transmitirles los mensajes que creo que son positivos para ellos.

Por esto y más, he querido compartir esta entrada del blog en la que hablamos un poco más a fondo sobre el movimiento “Zero Waste” o “Cero desperdicios”; su origen, lo que realmente es y cómo podemos ser parte de él.

Existen muchos mitos e información compleja que nos dificulta un poco llevarlo a cabo, por lo que muchas veces tiramos la toalla y preferimos quedarnos solo con lo que tiene sentido para nosotros.

¿Cómo surgió el movimiento “Zero Waste”?

zero waste

El movimiento no es atribuible a una sola persona, sino a varias comunidades que comenzaron a llevar la teoría a la práctica, entre los años 1998 y 2002, en Estados Unidos, y se basa en el principio de rediseñar el ciclo de vida de los recursos para que puedan ser reutilizados y así, evitar al máximo posible la generación de desechos.

Fue en 2009 que una mujer francesa llamada Bea Johnson, residente norteamericana y madre de familia, populariza el término Zero Waste, cuando comienza a compartir sus logros en cuanto a la reducción de basura en casa. En 2013 publica el libro Residuo cero en casa. Una guía para simplificar nuestra vida, hoy traducido a más de 20 idiomas y que no se trata más que de una simple, pero bastante útil lista de normas básicas para reducir la basura que generamos.

residuo cero en casa

En estos últimos años el “Zero Waste” ha dejado de ser esa lista de cosas para convertirse en una filosofía de vida aplicada por cientos de comunidades alrededor del mundo.  El sitio web de Zero Waste International Alliance cuenta con una lista de comunidades de todo el mundo que han creado políticas públicas para promover prácticas de desperdicio cero.

Eco-Cycle es otra web en la que podemos ver ejemplos de cómo esta organización está liderando el condado de Boulder, Colorado en una ruta de Cero residuos y en Europa, particularmente en España, organizaciones sin ánimo de lucro como Ecoemebes y Amigos de la Tierra participan activamente en campañas para involucrar a la ciudadanía y dar a conocer las alternativas hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria.

¿En qué consiste?

Aunque tenemos la idea de que el “Zero Waste” es solo dejar de usar bolsas de plástico, esta filosofía en realidad va un poco más allá, se trata de aprovechar de forma inteligente los recursos para evitar el desperdicio y con esto ayudar a la reducción de nuestra huella de basura en general.

Los principios básicos del “Zero Waste” están basados en las 5 R’s que son:

  • REFUSE (rechaza): Decir no a todo ellos que sea de un solo uso.
  • REDUCE (reduce): Quedarnos sólo con lo que realmente necesitamos y evitar el consumismo.
  • REUSE (reutiliza): Darle una nueva vida a lo que consideramos desechable.
  • RECYCLE (recicla): Lo que pueda usarse de nuevo, pero de otro modo es válido, aunque lo ideal es siempre usar menos.
  • ROT (composta): Crear tus propios medios para generar otros activos necesarios, como la energía.

Algunos errores del “Zero Waste”

zero waste

A instalarnos en este nuevo modo de vida es muy normal caer en ciertas trampas o errores, no porque tengamos malas intenciones, sino porque ahora contamos con mayor acceso a la información, la cual no siempre es cierta y no toda es relevante.

En este camino al descubrimiento del cero desperdicio, he encontrado algunas cosas que pueden verse a simple vista como algo bueno, pero que en realidad tenemos que analizar con detenimiento para poder descubrir realmente sus beneficios, por ejemplo:

  • No se trata de reemplazar, sino de reducir. El “Zero Waste” no se trata sólo de eliminar el plástico, sino de reducir la basura en general, de todo lo que generamos. Por ejemplo, claro que es mejor reemplazar el uso de bolsas de plástico por bolsas de papel, pero la práctica pierde sentido cuando usamos decenas y decenas de bolsas de papel, pues seguimos generando basura. O como hablábamos en nuestra entrada de EcoFrog, sí que es mejor usar detergente biodegradable, pero esto no quiere decir que no estemos contaminando el agua, solo ayudamos a que los desechos duren menos.
  • No lo tires si todavía sirve. Otro gran error en el que solemos caer cuando nos recomiendan reemplazar el uso de objetos de plástico por otros que no lo son, es deshacernos de objetos totalmente funcionales tan solo porque son de plástico; si tienes un cepillo en buen estado, úsalo; no lo tires si es que aún funciona, es decir no te deshagas de todo lo que tienes por querer volverte más ecoamigable. Alarga el uso de los objetos lo más posible antes de tirarlos y cambiarlos por los sostenibles.Entonces, un estilo de vida “cero desperdicio”, no se centra en reemplazar unos objetos por otros menos dañinos, sino de encontrar soluciones que ayuden a prescindir de ellos.
  • El “zero waste” va más allá de reducir basura en casa. Por supuesto que todo suma, pero es necesario que tu rutina de cero desperdicios vaya contigo a todas partes, los esfuerzos individuales solo serán efectivos si logramos que se vuelvan colectivos.Educa a tus hijos en esta tarea para que puedan llevarla a cabo en la escuela e incluso cuando salen a jugar. Pregunta en tu comunidad cómo puedes ayudar para crear mejores sistemas de reducción.

Sé coherente y aplica las 5 R’s en todas las áreas de tu vida.

Como lo he mencionado, no basta con solo eliminar las bolsas de plástico de casa, es necesario establecer un estilo de vida sostenible en todas las áreas de tu vida, desde la comida que compras hasta tus hábitos diarios, como reducir el uso del coche, reemplazar el uso de la secadora de ropa por los rayos del sol, comprar ropa de tiendas sostenibles con procesos de fabricación responsables, reducir el consumo de carne, etc. Cada acción, por más pequeña que sea genera un cambio positivo.

zero waste Lo que debes saber sobre el movimiento “Zero Waste” para decidirte a aplicarlo en tu vida 3

En definitiva, el movimiento “Zero Waste” es una invitación a tomar conciencia sobre nuestro uso de las cosas, del tiempo, del dinero y a decidir qué es realmente necesario en nuestro día a día para sentirnos más conectados con la Tierra y con todo lo que nos rodea.

Algo muy positivo de integrar esta filosofía en nuestro modo de vida, y que va más allá de los cambios físicos y por lo que tiene tanta relación con mi labor como organizadora profesional es que si logramos adaptarnos a este estilo de vida, aprendemos a disfrutar una vida basada en experiencias y satisfacciones, no en cosas; en una vida basada en SER en lugar de TENER.

Trucos para reducir la basura que generas

25 febrero, 2019 / no comments

Parte de llevar una vida más organizada, sostenible y consciente es aplicar los mismos hábitos positivos a todo lo que nos rodea, por lo que cuando hablamos de tirar o desechar, no es que estemos de alguna manera sugiriendo que hagamos más basura. Por el contrario, la basura también tiene un lugar importante en nuestro proyecto de orden, y aunque la intención es que te deshagas de la mayor cantidad de cosas posible que no te aportan nada, al mismo tiempo debemos poner atención en reducir la cantidad de basura que generamos.

Esto no solo es bueno para ti en términos de iniciarte en el hábito de consumo inteligente, sino también para el planeta que habitamos y al cual le urge una limpieza.

Y la realidad es que minimizar la cantidad de basura que generamos es mucho más fácil de lo que parece, al principio te costará un poco de trabajo adaptarte, pero poco a poco irás encontrando tus propios trucos.

Aquí te comparto los esenciales para iniciar una disciplina de cero desperdicios, algo que aportará a tu vida y a la de tu familia enormes beneficios.

Continue Reading…

¿Cómo llevar una alimentación ordenada?

22 junio, 2018 / no comments

Comer sano y de manera ordenada no necesariamente tiene que ver sólo con el deseo de adelgazar, sino con llevar una vida equilibrada. Hemos hablado muchas veces de la importancia que tiene estar bien por dentro y con uno mismo, para poder estar en orden con el exterior, es por eso por lo que la alimentación también juega un papel muy importante en este proceso.

Para ello es importante que consideres hacer algunos cambios en la despensa, así como en la nevera y hasta en la forma en la que haces la compra, pues de ellos dependerá que puedas llevar una dieta más ordenada, y es que ordenar tu alimentación es muy similar al método de ordenar objetos.

especias

Lo primero que hay que hacer es tomar consciencia de este cambio tan importante, elegir los alimentos que te hacen bien y eliminar los que no te aportan valor. También es recomendable llevar un control de la fecha de caducidad, para que no acumules alimentos que después ya no te podrás comer.

A continuación, te comparto otras recomendaciones para que puedas empezar a llevar un mejor control de la comida y por consecuencia de tu alimentación:

  • Comienza por despejar la cocina y el comedor. Liberar espacio te ayudará a cocinar de manera más relajada e higiénica.
  • Ordena tu despensa, de este modo podrás tener visibilidad de todos los alimentos que tienes en tu cocina, lo que ahorra tiempo y dinero. ¿Cuántas veces has comprado dos o más veces el mismo producto porque no recordabas que ya lo tenías?
  • Usa envases transparentes para guardar la comida, esto te ayudará a tener mejor visibilidad de su estado y la cantidad.
  • Coloca los alimentos sanos a la altura de la vista, de este modo cuando te asalte el antojo, será más fácil que te inclines por elegir un tentempié saludable.
  • Asimismo, coloca los alimentos que más consumes a la vista, los recién comprados dejarlos al fondo y los más antiguos pasarlos delante para evitar que caduquen.
  • Al momento de servir, recuerda que el amor entra por los ojos, así que cuida la presentación de la comida; utiliza una vajilla limpia y combina colores en tus alimentos, esto también te ayudará a crear platos equilibrados integrando frutas, verduras, cereales, proteínas y carbohidratos.
  • Respeta tus horarios de comida; procura comer todos los días a las mismas horas y no dejar mucho tiempo entre comidas combinando desayuno, comida y cena con dos meriendas a mediodía y media tarde.
  • Evita cenar muy tarde para que no te acuestes con el estómago lleno.
  • Come despacio, esto es muy importante para mejorar la digestión, además de que saboreas y disfrutas más la comida, para ello también evita llegar con mucha hambre.
  • Sirve la comida en platos pequeños para que puedas equilibrar las porciones, así no comerás demás y comerás de manera más equilibrada.

comer sano

Por último, lava tus dientes después de comer, esto enviará un mensaje a tu cerebro de que se ha terminado la comida y te ayudará a cerrar el ciclo y pasar a otras cosas.

Como ves, hay muchos métodos muy sencillos para llevar una alimentación ordenada, la cual no solo te ayudará a mantenerte en tu peso; está comprobado que mantener el orden en la alimentación, reduce el estrés, mejora la salud y te hace más feliz.