Casa ordenada, pareja unida: Cómo afecta el desorden a las parejas

20 julio, 2021 / no comments

¿Te habías parado a pensar cómo afecta el desorden a las parejas y que tener una casa ordenada puede beneficiar considerablemente tu vida en pareja

A menudo leo y escucho comentarios de personas que no pueden hacer que sus parejas se involucren en las tareas del orden en el hogar y esto puede ser muy frustrante, porque dependiendo del ritmo de vida que se lleve, mantener una casa ordenada puede implicar mucho tiempo y esfuerzo, y si el resto de miembros de la casa no se involucran, la persona a cargo se ve atrapada por el estrés y sí, de mal humor.

Este estrés y mal humor pueden afectar considerablemente la relación de una pareja, pues la persona que se lleva la mayor parte de la frustración suele volverse menos paciente y comprensiva, incluso llegando a la agresión pasiva. Esto, como consecuencia, nos lleva a más riñas y más peleas.

La importancia de dividir las tareas de orden en el hogar

La satisfacción de la relación es un determinante importante de la estabilidad de la relación y el bienestar de una pareja. Las parejas que están satisfechas con sus relaciones tienen más probabilidades de permanecer juntas y aunque existen muchos motivos por los cuales una persona puede sentirse satisfecha con su vida en pareja, la manera en que se dividen las tareas de orden en el hogar suelen ser un factor clave.

De acuerdo con una encuesta hecha por la Escuela de Negocios de Harvard en colaboración con la Universidad de Columbia a personas divorciadas recientemente, el 30% de los participantes respondió que los desacuerdos generados sobre la distribución de tareas domésticas eran la razón principal de las separaciones, esto solo después de la infidelidad y la separación.

Esto es lo que puede afectar el desorden en una relación y lo contrario puede beneficiarla. Otro estudio realizado en España, confirma que en las casas donde se esfuerzan por mantener la limpieza y el orden, las parejas suelen llevarse mejor e incluso aumentar su libido. Cuando la casa está limpia y ordenada, la relación de pareja mejora un 55%.

¿Cómo puede afectar tanto?

Si partimos del hecho de que no todos los seres humanos somos iguales, entonces tampoco tenemos los mismos hábitos y creencias. Esto, por lo general, suele reflejarse en el orden. En ocasiones una persona en la relación es más ordenada que la otra o bien, ambos son organizados y ordenados, pero no encuentran el tiempo para ponerse de acuerdo. 

Esto puede ser más frecuente en parejas en donde ambos trabajan. Y si sumamos a los niños, es probable que una persona termine haciéndose cargo de más tareas que la otra. 

Pero el desorden en pareja no solo tiene que ver con las creencias y la distribución de las tareas, sino también con la comunicación. Es muy importante poder comunicar a la otra persona cómo nos sentimos y, sobre todo, comunicarlo sin discutir.

Establecer acuerdos es muy importante para que una comunicación en pareja se dé y tenga resultados. ¿Cuántas veces te ha pasado que pides a tu pareja que te ayude a hacer algo y al ver que no lo hace, en lugar de decírselo terminas haciéndolo tú? Cuando no decimos las cosas, éstas fácilmente se van guardando y acumulando hasta que perdemos la paciencia y terminamos en una discusión porque la toalla del baño no estaba en su sitio.

¿Cómo podemos mejorarlo?

Si bien hemos visto que la satisfacción en pareja tiene muchos motivos, es verdad que mantener una casa limpia y ordenada puede ayudar a que la convivencia sea más armónica. Si eres la persona que más tareas realiza te recomiendo los siguiente:

Una comunicación ordenada. Lo mejor es sentarse a hablar y decir cómo nos sentimos, qué esperamos de la otra persona y cómo nos sentiríamos mejor.

Crear un plan juntos. Ambos podéis elegir las tareas que os gustan o preferís realizar y asignarles horas, días y frecuencia. Este plan puede ser compartido en el ordenador, imprimirlo y ponerlo en un lugar visible, como una lista de notas o recordatorios en el móvil, como mejor convenga a ambos. Cada vez que se realiza una tarea se marca como hecha. Pasado un tiempo podéis rotar las tareas para que no se vuelva tan aburrido.

Si ambos trabajáis considerar vuestras agendas y actividades laborales. Si uno trabaja y el otro se hace cargo de las tareas del hogar, tratad de encontrar un punto medio o una rutina en la que quizá el que trabaja fuera de casa realice pequeñas tareas rutinarias como recoger su ropa, lavar sus propios platos, ordenar su espacio de trabajo, doblar su ropa, que, aunque parezcan pequeñas, realmente aporten algún nivel de ayuda.

No culpar ni dramatizar. Es muy normal que si algo no se hizo o no se hizo como debería echemos la culpa y reprochemos al otro; en lugar de eso te recomiendo hablar y buscar una solución. Ok, no se hizo, cómo podemos hacer que la tarea quede hecha y en menos tiempo. Y también es muy normal que el que trabaja de más en las tareas de orden se flagele y ponga en el plan de víctima. Esto no resuelve nada, si estás molestx sólo dilo; si tuviste que hacerte cargo de la tarea, también dilo y pide al otro que la próxima vez se haga cargo.

Busca ayuda. Muchas veces el desorden no es sólo un sinónimo de pereza o de falta de tiempo, el desorden puede ser consecuencia de algo que no va bien en la vida de la persona desordenada. Es importante darse el tiempo de ver si la otra persona se siente bien, si le hace falta algo, o si hay algo mental o emocional que pueda estar bloqueando la voluntad de ayudar y ser más ordenadx.

No pierdas la calma. Puede ser complicado, puede que ya lo hayas intentado todo, pero siempre recuerda que esa persona es la persona que amas y que vale mucho más la pena que un zapato tirado en el salón o una chaqueta fuera de lugar.

Con paciencia y buena disposición se puede llegar a un buen plan que os beneficie a ambos.

Quizá te interese leer: Mito o realidad, los hombres son más desordenados que las mujeres

Orden en el verano, ¡llegó el momento de disfrutar!

21 junio, 2021 / no comments

El verano es para muchos la mejor época del año porque llega el calorcito, las vacaciones, nos damos tiempo de relajarnos un poco y disfrutar más, pero también es un momento perfecto para poner orden en nuestros espacios. Poner orden en el verano nos ayudará a tener más tiempo para disfrutar del sol, los días libres, de la familia y amigos.

Cómo aprovechar la temporada

Para esta época del año no hay nada mejor que plantearnos horarios. Tendremos más cosas que hacer y muchos planes y, por lo tanto, poco tiempo para dedicarlo a los quehaceres de la casa o la oficina, pero no debemos dejar que esto tire por la borda los esfuerzos de tener un espacio organizado, ordenado y limpio.

Para ello la planificación es uno de los puntos prioritarios. Organizar los días que dedicaremos a mantener el orden en casa puede permitirnos darnos ese descanso especial por más horas y hasta días.

orden en el verano

Si vives en pareja o en familia te recomiendo hacer un plan de organización y orden de verano: 

Crear rutinas. Puedes establecer horarios y días para dedicarlos a organizar y ordenar la casa e involucrar a la familia. Como se nos permite relajarnos un poco, anota sólo las tareas básicas y distribúyelas entre todos, así terminaréis antes.

Hacer listas. Si tenemos una lista con los pendientes, incluso con las cosas que tenemos que ordenar y preparar para las vacaciones, nos ayudará a tener presentes las cosas que no debemos dejar de hacer, o que no podemos olvidar antes de los días libres, durante y después.

Aprovechar para organizar y ordenar el armario. Esto recomiendo que lo hagas antes de iniciar los días de descanso, porque después será más difícil que encuentres tiempo y te puede ganar la pereza. 

  • Saca toda la ropa de invierno y guárdala en otro armario (si es posible) en cajas u organizadores, o aprovecha para deshacerte de lo que no se usa. 
  • Clasifica la ropa de verano: lo que usas con mayor frecuencia, la ropa de playa, la ropa que llevarás a la oficina (si es que todavía te quedan días de trabajo), los bolsos, sandalias, todo lo que uses más, déjalo a la mano. Lo que uses menos, colócalo en en la parte alta del armario o en estantes y cajones.
  • Dile adiós a lo que no usaste ni usarás. Ahora que ha pasado un tiempo tienes más claro la ropa que ya no usarás o que nunca te pusiste. Esas prendas deben irse, así podrás hacer más espacio para almacenar la ropa de invierno. 

Recuerda siempre la regla 1 x 1 si es que decides comprar algo nuevo para el verano: por cada objeto, prenda o cosa que entre a tu casa, otra debe salir de forma definitiva. Esto te ayudará a tener más espacio para todo lo nuevo e incluso para la próxima temporada.

Limpieza a fondo. No es necesario que lo hagas en un día, pero previo a la entrada del verano, plantea objetivos diarios o semanales, como mejor te convenga, para limpiar habitaciones, aquellos rinconcitos que siempre dejamos para después (como debajo de los muebles), lavar cortinas, ropa de cama, cojines, toallas, los muebles del salón. 

Menos, es más. La ventaja del verano es que usamos menos ropa, comemos menos calorías, estamos menos tiempo en casa, etc. Todo esto reduce considerablemente el consumo de objetos y servicios. Por ejemplo, podemos invertir menos tiempo en la colada, ahorramos luz y gras y podemos planificar mejor los menús para tener comida fresca y saludable, sin acumular cosas en la nevara o la despensa. Aprovecha para reducir en todas las áreas.

Aprovecha el sol. No olvides tener en cuenta que ahora que el sol nos visita, es un excelente aliado para secar de manera natural alfombras, edredones, cortinas pesadas, almohadas y todos los objetos complicados. Asimismo, reorganiza tus espacios para disfrutar más de la luz natural.

Orden en exteriores. El verano es también una temporada ideal para poner a punto los espacios exteriores (grandes o pequeños), limpiar ventanas, reordenar la terraza, sacar las plantas al sol… es probable que pases más tiempo afuera que adentro, así que los espacios exteriores deben estar ordenados para poder sacarles el mejor provecho.

No buscar la perfección. Tienes todo el año para dejar la casa o tu espacio de trabajo impoluto, así que no quieras hacer todo en dos días y que además quede perfecto. Si tienes tus tareas y prioridades anotadas, y te enfocas en los principales objetivos, podrás tener tiempo para mantener tus espacios ordenados y para ti. 

¡Prepárate para disfrutar!

Ya sea que decidas salir de vacaciones o quedarte en casa, no olvides sacar tiempo para descansar y hacer las cosas que te gustan

Como parte de tus rutinas de orden en el verano, te recomiendo agregar las actividades que realizarás en pareja, con familia o amigos para que puedas planificarlas mejor y, sobre todo, para que no olvides guardar tiempo para ti.

El verano es también una temporada para disfrutar y con orden se disfruta mucho más.

Uso del vinagre en la limpieza del hogar, ¿realmente es tan efectivo?

27 mayo, 2021 / no comments

Ya en ocasiones anteriores os he hablado de limpiadores y desinfectantes naturales, como el bicarbonato, y en esta misma línea de seguir proponiendo ideas de mejora para un orden sostenible en nuestro día a día, he querido profundizar un poco más acerca del uso del vinagre en la limpieza del hogar.

¿Es realmente tan bueno como dicen? Sí lo es, pero tampoco es mágico ni debemos abusar de él. 

El uso del vinagre en la limpieza del hogar es tan antiguo como efectivo. Nuestras abuelas lo usaban cuando aún no existía tanta variedad de desinfectantes, detergentes y limpiadores y lo usaban para hacer brillar toda la casa, esto se debe a sus propiedades ácidas (ácido acético diluido).

De acuerdo con información recogida por BBC News, en entrevista con el químico Jorge Roldán, el vinagre contiene una concentración de entre el 4 % y el 5 % de ácido acético en agua, lo que lo convierte en un efectivo antiséptico y desinfectante, además contiene pequeñas cantidades de ácido tartárico y ácido cítrico. Asimismo, «tiene efectos bactericidas porque cambia el pH (la medida de acidez o alcalinidad de las sustancias)».

Los distintos tipos de vinagre

Con tantos tipos de vinagre, ¿cuál debemos usar en casa? 

En cuanto al uso del vinagre en la limpieza del hogar se siguen sumando cada vez más usos, pero es muy importante resaltar que para que todas estas recomendaciones surtan efecto es mejor usar el vinagre blanco o el vinagre de limpieza.

Os cuento que el vinagre de limpieza, como lo indica el Instituto del Vinagre, deben incluir vinagre en la declaración de ingredientes en lugar de ácido acético para asegurarse de que el contenido sea de hecho vinagre. Los vinagres de limpieza deben tener una concentración más alta que el vinagre de mesa (es decir, más del 5% de acidez).

El resto tienen sus propias indicaciones:

  • Vinagre de vino tinto. Se obtiene de la fermentación del vino y no se recomienda para limpiar.
  • Vinagre de manzana. Derivado del proceso de fermentación de la sidra, también se utiliza como un producto de limpieza y para el cuidado corporal por ser más suave y menos ácido. Es más eficaz si se mezcla con productos como el bicarbonato de sodio o zumo de limón.
  • Vinagre de arroz. Es de sabor más suave y por lo mismo no se recomienda para la limpieza.
  • Vinagre Blanco. Elaborado de la fermentación del alcohol puro de caña de azúcar, maíz o malta. Es el más ácido de todos y el ideal para la limpieza.

Propiedades desinfectantes 

Gracias a estas propiedades que os he mencionado, el vinagre se ha vuelto muy popular para desinfectar algunas cosas en el hogar. Incluso se recomienda para algunos usos caseros de salud y belleza. 

Y aunque no debe tomarse como una regla, existen varios estudios que confirman estos beneficios, por ejemplo, especialistas de la Universidad de Georgia en Estados Unidos y de la Universidad de Virginia en el mismo país, afirman que el vinagre es capaz de matar bacterias como el E. coli que existe en algunos alimentos, y un patógeno llamado Shigella sonnei, también presente en algunas plantas (te comparto los estudios al final de esta entrada).

Por su parte, el Instituto del Vinagre, recoge estudios de los dermatólogos de Austin, Texas, Adam Mamelak, MD, y Miriam Hanson, MD, quienes apoyan el uso del vinagre de sidra de manzana como parte de una rutina de cuidado de la piel y el cabello, ya que ayudan a eliminar bacterias. Estas mismas cualidades antibacterianas ayudan a eliminar malos olores corporales y afecciones como pie de atleta.

También es bueno para la salud

Además de servirnos para desinfectar superficies y frutas y vegetales, como ya os he mencionado, el vinagre puede ser un gran remedio complementario en algunas afecciones como el dolor de garganta y la tos, llagas en la boca, curar heridas superficiales de la piel, quemaduras de sol e incluso ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Aunque aún se siguen realizando más investigaciones, la Dra. Leonora Rhodes, afirma que el vinagre (particularmente el de manzana) puede considerarse como una terapia complementaria a la medicina tradicional en pérdida de peso, dolores de garganta leves y tos, y en prediabetes y diabetes tipo 2 (solo con el consentimiento del médico).

NOTA: Es muy importante que al leer toda esta información que recojo y comparto con vosotros sea vista como orientativa y de consulta, es muy importante leer etiquetas, consultar al médico y no abusar de ningún producto, aunque sea natural, pues cada persona puede reaccionar de manera distinta a cada producto.

Para mantener la casa limpia

  • Una mezcla en partes iguales de agua y vinagre, en un pulverizador, es ideal para la limpieza superficies de la cocina y de la casa en general:  encimeras, fregaderos y electrodomésticos de acero inoxidable. 
  • Esta misma mezcla y con ayuda de un paño da un excelente resultado en utensilios de cocina, ollas, sartenes o tablas para picar y cortar.
  • Con este mismo pulverizador y periódico puedes ayudarte para limpiar cristales, vidrios y ventanas.
  • Una tacita de vinagre al fondo del lavavajillas ayuda a eliminar los malos olores, tanto del lavavajillas como de los cacharros. Al hacer esto no utilices jabón, solo realiza un ciclo con vinagre y agua.
  • Coloca un poco de vinagre con el pulverizador o un paño sobre grifos y muebles de baño para eliminar la cal. Si las manchas de cal son muy fuertes deja reposar un poco el vinagre colocando unos paño humedecido o servilletas de papel y limpia después.
  • El vinagre blanco caliente también sirve para quitar restos de pegamento, como por ejemplo cuando se despega una pegatina de cualquier superficie plana.
  • Para limpiar la bañera o el plato de ducha rocía con la mezcla de agua y vinagre, deja reposar por varios minutos y aclara, después limpia como de costumbre.
  • Para limpiar y desinfectar el inodoro, vierte vinagre en la taza, cepilla con la escobilla y deja actuar al menos una hora. Aclara y limpia como lo haces regularmente.
  • Para suavizar y desinfectar la ropa, vierte una tapita de vinagre en la caja del suavizante durante el último ciclo de lavado.
  • Para las toallas puedes dejarlas remojando en agua tibia con una tapita de vinagre y limón y después llevar a la lavadora sin suavizante.
  • Para las alfombras, si necesitas quitar manchas vierte un poco de vinagre mezclado con agua sobre la mancha, deja reposar unos minutos y frota con una cepillo y agua. 
  • Si necesitas quitar orina de tu mascota, vierte mezcla de agua y vinagre, luego esparce un poco de bicarbonato, espera a que seque y aspira o barre, frota con un cepillo y agua.
  • Para quitar malos olores, deja un recipiente con una tacita de vinagre en la habitación hasta que el olor se vaya.
  • Para desinfectar cubos de basura, aclara con agua, después frota con una escobilla con vinagre y agua tibia, deja secar antes de colocar la bolsa de basura.
  • Para fregar el suelo, normal o de madera, crea una mezcla con un chorrito de vinagre, un poco de jabón neutro en tres litros de agua y limpia con esta solución.

¿Conoces más usos del vinagre para la limpieza del hogar? No dudes en compartirlos para que toda nuestra comunidad pueda beneficiarse.

Fuentes:

Eficacia del vinagre para eliminar Shigella sonnei
Eficacia del vinagre para eliminar E.Coli
Instituto del vinagre
University Health News
BBC News

Los niños y la noción del tiempo: cómo influye en sus hábitos de orden

17 mayo, 2021 / no comments

Seguramente en más de una ocasión tu hijx se encuentra realizando una actividad que le gusta y le has pedido que deje de hacerla, inmediatamente después te pide que le dejes seguir “unos minutos más”. Tú le dices “muy bien, cinco minutos más”, pero ¿sabes si de verdad tu hijx entiende cuántos minutos son cinco minutos?

La noción del tiempo en lxs niñx es muy distinta a la de nosotros, sobre todo en los más pequeños, y van entendiéndola muy lentamente. Es hasta los 7 años, que lxs niñxs empiezan a comprender mejor el concepto de temporalidad, antes de eso, para ellos el tiempo simplemente es algo que sólo existe en la cabeza de mamá.

Debido a que el tiempo es algo que ellxs no pueden ni ver ni tocar es más difícil que su cerebro lo procese, por esto mismo, lxs niñxs no tienen consciencia de que vivieron un pasado, tampoco entienden el futuro y solo viven el presente.

¿Cómo entienden lxs niñxs el tiempo de acuerdo a su edad?

De 0 a 2 años: La percepción temporal es un fenómeno afectivo asociado a sus necesidades fisiológicas. Se dan cuenta de que el día es diferente a la tarde y a la noche en referencia a sus necesidades: dormir y comer.

De 3 a 4 años: En esta etapa empiezan las primeras clasificaciones de orden y sucesión de acontecimientos: nos levantamos, nos lavamos las manos, desayunamos, nos vestimos, nos vamos a la calle o al cole mientras mamá y papá se van a trabajar…

5 y 6 años: Comienzan a distinguir el antes del después y también el mañana del ayer, aunque todavía pueden confundir ambas palabras y usarlas con el sentido opuesto.

A partir de 7 años: Ya comprenden en su totalidad frases como «la semana próxima nos vamos de vacaciones», «el verano que viene volveremos a ir a la playa» o «tienes un mes de vacaciones». Es en este momento cuando han adquirido la noción de la temporalidad y la han incorporado a su lenguaje con naturalidad.

Después de los 7 años, lxs niñxs ya saben en qué momento están y son conscientes de cómo funciona el tiempo en todas sus variables.

El tiempo y el orden

Es debido a esta falta de comprensión que el orden es fundamental para los niños, no sólo para enseñarles a recoger sus cosas y guardar la ropa en el armario, sino porque es a través del orden y las rutinas que lxs niñxs pueden tener una mejor orientación de cómo funcionan las horas y los minutos.

Los niñxs se orientan en el tiempo a base de hábitos o rutinas diarias como pueden ser ir al colegio por la mañana y sentarte a cenar en la noche. Esto es porque el primer mecanismo de la percepción temporal es el orden: la mañana, la tarde y la noche; lunes, martes, miércoles, jueves; antes, durante y después; el segundo es la duración: media hora, un día, una semana, un mes…).

Así es como podemos enseñarles mejor a desarrollar la noción del tiempo a la par que reforzamos hábitos y disciplina en casa.

Algunas formas para de optimizar el aprendizaje de la noción del tiempo son:

  1. Establecer rutinas diarias de acuerdo a su edad y que pueden ir volviéndose más elaboradas conforme crecen y aprenden las anteriores. 
  2. Calendarizar sus tareas o acciones diarias para que aprendan conceptos como mañana, tarde, noche, o antes y después. Lavarse la cara después de levantarse, lavarse los dientes después de cenar y antes de ir a la cama.
  3. Crear apoyos visuales, por ejemplo, carteles o tablas de rutinas que podemos colocar en su habitación, en el baño y en la cocina. A lxs más pequeñxs podemos ayudarles ilustrando las actividades con dibujos, colores o pegativas. A lxs más grandes con los horarios: hora de inicio y hora de finalización.
  4. Emplear calendarios semanales visuales para apoyar los conceptos hoy, mañana, fin de semana, etc.
  5. Relojes visibles en donde podemos indicar el rango de tiempo que toma realizar una actividad, esto ayudará a comprender conceptos como 1 minuto, 5 minutos o media hora y relacionarlo con tareas de la vida diaria, por ejemplo: 1 minuto para lavarse los dientes, 5 minutos para ir a la cama o media hora para cenar.
  6. Para los más mayores, usar un cronómetro puede funcionar para aprender a gestionar su tiempo y empezar a volverse más autónomos.

A todo esto, debemos sumar “el tiempo” de aprendizaje de cada niñx, por lo que no pierdas la paciencia si ves que ya tiene 7 años y todavía no comprende del todo.  Los especialistas recomiendan apoyarnos en el juego y en los relojes de arena para facilitar el entendimiento. 

Por mi parte he encontrado esta línea de juguetes didácticos inclusivos, Hop Toys, en donde hay una larga lista de herramientas para que lxs niñxs puedan experimentar y comprender el concepto del tiempo de manera divertida, interactiva y aparentemente sencilla.

También te comparto esta tabla de rutinas que puedes imprimir y colocar en cualquier lugar de tu casa para establecer rutinas y facilitar el aprendizaje.

¿Tienes alguna otra sugerencia? Te invito a compartirla con nuestra comunidad.

Recomendaciones para mantener nuestro dormitorio ordenado

25 abril, 2021 / no comments

Muchas veces os he hablado de lo importante que es mantener nuestro dormitorio ordenado. El orden de la casa en general es importante, pero ordenar con nuestro dormitorio debe ser una prioridad.

Ya sea grande o pequeña, nuestra habitación debe ser un lugar de relajación y serenidad, pues es el lugar que destinamos para el descanso; es nuestro rincón personal y privado, por lo que debemos pensar en él como un santuario y mantenerlo siempre a punto.

¿Qué beneficios obtenemos al mantener nuestro dormitorio ordenado?

Muchos. Además de ayudarnos a ahorrar tiempo en otras tareas de organización y orden de la casa y en nuestro día a día, mantener nuestro dormitorio ordenado nos regalará a su vez orden emocional y mental.

  • Relajación y calma. No hay nada mejor que tumbarte en una cama limpia y bien hecha después de un día ajetreado para alejar los pensamientos automáticos y el estrés.
  • Claridad de ideas y pensamiento. El desorden distrae, provoca estrés y ansiedad, si tratamos de descansar en un ambiente desordenado, la mente no encuentra paz y seguirá pensando en los pendientes.
  • Mejora la calidad del sueño. Al eliminar las distracciones damos espacio para que nuestra mente entre en un estado de serenidad y pueda conciliar el sueño mejor y más rápido.

Al tener todas estas ventajas en conjunto creamos el hábito saludable de levantarnos al día siguiente con ánimos, lo que nos ayudará a contar con mejor manejo del tiempo, realizar nuestras actividades diarias con efectividad y aprovechar cada minuto.

¿Cómo empezar?

No lo pienses mucho

No hay nada mejor para empezar a ordenar nuestro dormitorio que proponérnoslo, plantearlo como un objetivo diario, ¡y hacerlo!

Comienza por la cama

¡Ya lo sabes! Todo inicia con hacer la cama, esto nos dará la pauta para seguir ordenando el resto de la habitación.

Simplifica

Uno de los errores más comunes es no elegir los muebles adecuados. Si no puedes deshacerte de muebles porque necesitas espacios de almacenaje, intenta eligir muebles que se ajusten al tamaño de tu dormitorio, esto creará una sensación de espacio por donde la energía puede fluir con mayor facilidad.

Elimina el ruido visual

Todo aquello que pueda ser una distracción y que no sea útil puede salir de tu habitación, ya sea para que lo puedas donar o le busques otro espacio si es esencial para ti tenerlo. Despeja percheros, deshazte de los felpudos que sobren, trata de no tener sillas o muebles en los que tendemos a acumular ropa.

Minimiza la decoración

Haz una selección inteligente de los objetos decorativos que tienes alrededor, muchas veces tenemos tantos objetos para decorar, que, en lugar de verse bonitos, solo generan desorden, quitan espacio y estorban.

Reorganiza 

Una vez que hayas elegido lo que se queda, que hayas eliminado el ruido visual y ajustado el mobiliario, reorganiza y redistribuye todo de modo que sea funcional. Diviértete experimentando con el espacio.

Aprovecha cada rincón

Si tu dormitorio es pequeño, crea espacios ocultos de almacenaje, por ejemplo, aprovechando las puertas interiores del armario, usa organizadores o cajas para guardar cosas de bajo de la cama, ayúdate con estanterías, baldas, usa muebles inteligentes. Eso sí, no satures, recuerda que cuantas menos cosas tengas será más sencillo guardarlas y mantenerlas en orden.

Ordena todos los días

Crea una rutina diaria y sencilla de orden en la que destines pocos minutos por la mañana o al final del día para dejarla siempre despejada. Airear, hacer la cama, recoger ropa y zapatos, sacar la basura, devolver cosas que no pertenecen a la habitación a su sitio, mantener puertas y cajones cerrados… todo esto no te quita tiempo y, por el contrario, te ayudará a ganar minutos que puedes aprovechar en otras tareas de tu casa. Y algo muy importante, cada día llegarás a descansar a tu habitación ideal.

No sumes, resta

No te desanimes pensando que necesitas un dormitorio de miles de metros cuadrados para que esté ordenado, si eliminas todo lo que no suma y conservas solo aquello que de verdad necesitas para las cosas que haces en tu habitación, no tendrás problema en mantenerlo ordenado sin importar su tamaño o forma. 

¿Cómo hacer para que tu familia se involucre en las tareas de orden y organización?

18 abril, 2021 / no comments

A menudo me preguntan mucho acerca de cómo hacer para que la familia se involucre en las tareas de organización y orden de la casa, pues, aunque en varias ocasiones tanto la madre como el padre trabajan, es la madre quien se encarga de la mayoría de las labores del hogar.

Si bien el hábito de ordenar, como muchas veces lo he dicho, es algo que se puede aprender, es verdad que cada persona es única y diferimos en las cosas que nos resultan naturales, por lo que a menudo, organizar es fácil para algunos mientras que otros luchan por mantener el impulso.

Esto puede ser especialmente aplicable a los niños; algunos son mucho más sensibles a realizar las tareas del hogar que se les asignan y lo hacen casi sin que se les pida, mientras que otros parece que no nacieron para ello. Pero no pierdas la tranquilidad. Tu familia no sólo puede, sino que debe ser parte de tus rutinas de orden.

Y con familia, me refiero no sólo a los niñ@s de la casa, sino también a tu pareja y a todas las personas que habitan en ella.

Para empezar o reconfigurar, tengo algunos consejos para ayudar a que todos estén en la misma línea y ayudar a mantener el hogar organizado para que el trabajo que realizas con tanto esmero se mantenga y, por su puesto, para que tu implicación en cada una de las tareas disminuya.

No impongas, mejor con el ejemplo

Si eres la persona ordenada del hogar, debes ser el ejemplo, pero no seas el policía. Esa vieja idea de que para transmitir el conocimiento había que hacerlo por la fuerza/obligación y castigando o riñendo está obsoleta. Si, por el contrario, muestras a todos como hacerlo y lo que se logra con ello, los resultados pueden ser mejores y más duraderos.

Deja de hacerlo tú por ell@s

Y con el ejemplo no me refiero a que tú lo hagas todo y tu familia lo vea, sino que con tu ejemplo enseñes tareas y objetivos. Muchas veces lo que sucede es que nos cansamos de pedir que se hagan ciertas cosas y como no se hacen, nos desesperamos y decidimos realizar la tarea por nuestra cuenta. Con esto estás enviando un mensaje contradictorio “te pido que lo hagas, pero no importa si no lo haces porque lo voy a terminar haciendo yo”. Asigna las tareas y espera a que se cumplan, pasando la responsabilidad a quien le corresponda.

Añade un sentido, no se trata de ordenar por ordenar

Está bien que tu familia tome consciencia de lo que cuesta mantener una casa organizada y ordenada, así como sus beneficios, pero para encontrar un sistema funcional no se trata solo de asignar tareas porque tú eres la madre/padre, el/la encargad@ o la persona responsable; hay tareas del hogar acordes para todos y el éxito no está en asignar simplemente las que pueden llevar a cabo por edad o tiempo libre que tengan, sino aquellas que contribuyen al funcionamiento general del hogar.

Trabajar en conjunto

Realizar un trabajo que parece tedioso entre más personas puede ser mucho más satisfactorio y hasta divertido. La repetición en este paso es la clave pues si un día los guías, les dices cómo, cuándo y dónde, y lo repites durante varios días más se convertirá en una rutina. Puede ser que al inicio inviertas más tiempo que si lo hicieras tu mism@, pero a la larga te liberará más horas.

Crea listas de tareas y verificación

Ahora que cada un@ tiene sus tareas asignadas y para asegurarnos de que se cumplan crea listas de tareas visibles para todos, puede ser una para cada persona con las tareas que realizan de manera independiente: recoger la ropa, hacer la cama, etc.; y una con las tareas que tienen que ver con los deberes generales de la casa: tirar la basura, recoger los platos, etc. Esto añade una dosis de satisfacción cuando vemos todas las casillas marcadas como hechas.

Hazlo fácil

No quieras que en un solo día todos sepan qué hacer y lo hagan a la perfección, mejor establece un sistema en el que en pocos minutos cada un@ aporte algo, y así paso a paso, puedes seguir aumentando las tareas y lo minutos. Además de facilitar el calendario, facilita los métodos: etiqueta los espacios de almacenaje, si tienes niños pequeños pon las cosas a su alcance, si tu pareja tiene problemas para recordar añade notas… crea un sistema que sea sencillo para todos.

Motivación es la clave

Si bien es verdad que al ofrecer recompensas por realizar una tarea no es la mejor idea, pues enviamos el mensaje de estar haciendo algo sólo porque te doy algo a cambio, la motivación si es necesaria para que la familia se pueda sentir involucrada. Por lo que celebrar que hayan cumplido todas sus tareas, o, por ejemplo, terminar un día por la tarde y sentarse todos a comer pizza y ver la tele ya con la casa recogida, pueden ser motivadores para que la familia vea el lado positivo de habitar una casa limpia y ordenada.

Ante todo, no desesperes ni desistas. Como cualquier otra cosa, esta puede ser una labor que lleve varios días e incluso semanas, pero es importante que, si quieres hacer que tu familia se involucre en las tareas de organización y orden, debes hacer algunos cambios que no se hacen de la noche a la mañana y, sobre todo, hacerlos conscientes a todos de que si todos colaboran, las cosas son más sencillas, todos trabajan menos y todos disfrutan más.

Orden en primavera: Los beneficios de ordenar tu casa con el cambio de estación

29 marzo, 2021 / no comments

¡Demos la bienvenida a la primavera con orden! Es momento de empezar a materializar todo lo que planificamos y soñamos durante el invierno, y para llevarlo a cabo, nada mejor que empezar la temporada con orden, para que la energía, la motivación y la creatividad inunden nuestro hogar con rayos de bienestar. 

La primavera es esa temporada tan añorada en la que llega el buen tiempo, las flores resurgen y los rayos de sol nos llenan de motivación y energía para hacer esos cambios que habíamos estado postergando. Por eso es el momento ideal para poner orden. 

Al organizar y ordenar nuestra casa empezaremos la primavera, no sólo con un hogar renovado, sino que además estaremos enviando señales positivas a todo nuestro alrededor, pues como sabemos bien, un hogar limpio y ordenado contribuye a nuestro bienestar físico, emocional y mental. 

¿Por qué es importante el orden en primavera?

En general, no solo en primavera, tener una casa ordenada tiene un efecto sumamente positivo en nuestra salud. Habitar una casa ordenada nos ayuda a sentirnos más relajados y en armonía, y ordenarla pueden funcionar como terapia y contribuir a una vida más feliz.   

Ordenar específicamente en primavera, tiene además otros beneficios.

El orden de primavera es sinónimo de renovación. Un hogar limpio y ordenado renueva la energía y la transforma por una pura y limpia, y este tipo de energía es necesaria para mantener la felicidad, la salud y las buenas vibraciones en nuestro hogar.

La primavera es la ocasión ideal para poner al día nuestra casa, airearla y que respire después de meses de frío y calefacción.

A continuación, te comparto cuatro buenas razones para decidirte a empezar la temporada con actitud de transformación.

Ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico

La primavera nos regala más días de sol lo cual es ideal para mantener las ventanas abiertas por más tiempo y librarnos del polvo, los ácaros y el aire contaminado. La luz del sol, además, aumenta los niveles de endorfinas y serotonina, que aportan bienestar, transmiten sensación de buen humor y de energía; aporta vitamina D y combate el insomnio.

Para aprovechar todos estos beneficios te recomiendo abrir las ventanas para ventilar y renovar el aire de tu casa siempre a mediodía, cuando los niveles de polen están más bajos, así evitarás ser víctima de las alergias.

Aumenta los niveles de felicidad

Como lo hemos hablado en otras ocasiones, una casa desordenada no solo aumenta el estrés, sino que genera niveles más altos de cansancio, fatiga y frustración. Por ello, establecer una rutina de orden en primavera nos puede ayudar a reducir el malestar, pues no hay nada mejor que disfrutar de un día soleado rodeado de calma y encontrar el bienestar interior mediante el orden y la limpieza. 

Prueba ordenando primero los espacios donde pasas más tiempo y en los que suele haber más cosas para permitir que la energía fluya. Asimismo, libera las estradas de luz y de aire, así como la entrada de tu casa. Cuando llegues después de un día ajetreado te sentirás con más ganas de ordenarlo todo.

Mejora la concentración y el rendimiento

Ahora que pasamos más tiempo en casa y que incluso, en algunos casos, tenemos nuestra oficina también en casa, es ideal plantearnos mantener el orden. Un entorno ordenado proporciona una sensación de satisfacción y motivación, por lo que, si nuestro entorno está en orden, nosotros también lo estaremos y rendiremos mejor.

Esta primavera puede ayudarte a ordenar mejor ciertos espacios, recolocar algunos muebles, llevar el escritorio a una zona más iluminada e incluso establecer sitios de descanso y desconexión.

Mejora la calidad del sueño

Aprovechar el cambio de estación para reordenar nuestra habitación nos ayudará a mejorar nuestras horas de descanso. Eliminar el desorden general o colocar las cosas en su sitio disminuyen la cantidad de estímulos a los que el cerebro está expuesto a la hora de dormir. Esto te mantendrá serenx y, por tanto, conseguirás dormir mejor.

Aprovecha la primavera para cambiar tu cama, deshacerte de la ropa de cama vieja o desgastada, limpiar profundamente el colchón, lavar las almohadas; una cama limpia te ayudará a respirar mejor y tener dulces sueños.

Acompaña tu rutina con un cambio de armario

La primavera es cuando el cambio de armario se convierte también una gran oportunidad para renovarnos. El cambio de estación sirve para darnos cuenta de toda esa ropa que acumulamos en el año y cuánta verdaderamente usamos. 

Es necesario tener las prendas de ropa separadas por estaciones, no es lógico tener un jersey de lana al lado de un vestido ibicenco, además, ¿sabías que según la filosofía Feng Shui, tener los armarios armonizados ¡es clave para atraer la prosperidad y abundancia a nuestras vidas?

Aprovecha la energía de la primavera para hacer tu cambio de armario

Si tienes dificultad, en estas dos publicaciones te comparto algunos consejos…

 3 claves para hacer el cambio de armario y no morir en el intento

Cambio de armario: 6 trucos para hacerlo más sencillo 

Y te recuerdo que el próximo 15 de abril estaré impartiendo un taller online desde La Escuela del Orden en donde te daré las claves para un cambio de armario consciente.

Obtén más información aquí.

¿Cómo afecta el desorden en nuestros hábitos alimenticios?

10 marzo, 2021 / no comments

Hemos hablado en varias ocasiones y desde distintos enfoques sobre lo mucho que el desorden puede afectar nuestra salud, tanto física como mental y emocionalmente, pero pocas veces hablamos de cómo afecta el desorden en nuestros hábitos alimenticios.

No organizar bien nuestro tiempo, por ejemplo, o contar con una agenda poco organizada evita que podamos darnos el tiempo adecuado o necesario para comer con tranquilidad, o bien, nos dificulta la planificación de un menú diario o semanal por lo cual no podemos vigilar bien lo que comemos y llevar una dieta balanceada. 

Empezamos a comer por comer, para llenar un hueco a la hora que sea, entonces empiezan los problemas de gastritis, los dolores de cabeza y el bajo rendimiento.

Pero no sólo eso, recientemente, hay estudios que confirman que el desorden engorda, ¡cómo lo lees! 

El Profesor Brian Wansink, experto en psicología de la nutrición, realizó un estudio con ayuda del Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad de Cornell en donde descubrió que “las personas con cocinas o escritorios desordenados en el trabajo comen un 44% más que si su cocina o escritorio estuvieran despejados”.

Asimismo, en su libro ¿Este desorden me hace el culo gordo? (Does this clutter make my butt look fat?), Peter Walsh, organizador profesional estadounidense, asegura que las personas que viven en entornos desordenados tienen un 77% más de probabilidades de tener sobrepeso u obesidad.

Pero, ¿qué tiene que ver el orden con engordar?

El desorden incrementa nuestros niveles de estrés y una de las cosas que solemos hacer cuando estamos estresados es comer, y a veces, de manera incontrolada o compulsiva.

Cuando tenemos niveles altos de estrés o ansiedad, sentimos la necesidad de comer algo y picar alimentos con mayor frecuencia para saciar esa ansiedad y transmitir algo de satisfacción y bienestar ficticio al cuerpo, el problema es que esta satisfacción instantánea viene acompañada de alimentos poco saludables, los cuales reemplazamos por comida con altos niveles de azúcar y grasas, por el hecho de que nos hacen sentir mejor.

Además, el consumo excesivo no se trata solo de comer en exceso. También se trata de acumular en exceso. Como lo expone Walsh en el mismo libro, existe una relación directa entre la grasa de nuestra silueta y el caos de nuestra casa. ¿Cómo puede ser esto?

  • El desorden afecta nuestros horarios de comida. No ser organizados con nuestros horarios, nuestras agendas y no tener control sobre nuestro tiempo nos impide darnos el espacio adecuado para comer correctamente. Comer de manera desordenada tiene un efecto perjudicial en nuestra salud, desde alterar los niveles de azúcar en la sangre, hasta aumentar el riesgo de ictus. *
  • El desorden nos impide preparar comidas saludables. Todo empieza desde ir a la compra, si no cuentas con una lista de lo que falta en casa terminarás comprando gran parte de productos que se te antojan. Además, si tu cocina está desordenada, te darán menos ganas de prepárate una comida saludable; al no encontrar lo que necesitas para preparar tus comidas, te irás por la opción más rápida: comida congelada, bolsas de patatas, pizza, etc.
  • El desorden dificulta la movilidad. Cuando acumulamos objetos o tenemos todo fuera de lugar nuestra actividad se ve limitada por el espacio, cuanto más desorden se acumula, menos ganas tenemos de arreglarlo y postergamos, dejando que la pereza se apodere del cuerpo. Esto se ve reflejado en nuestra energía, nuestra motivación y las ganas de hacer cosas. 

Como ves, no es que ser desordenado te haga ganar peso directamente, sin embargo, sí puede ser una de las causas por las que estás aumentando algunos kilos.

Ordenar ayuda adelgazar

Por el contrario, los espacios ordenados en el exterior reflejan estados ordenados en el interior; así, un espacio despejado, libre de cosas y en calma, te ayudarán a establecer mejores hábitos alimenticios.

Esto es porque los episodios de alimentación sin sentido se pueden reducir estableciendo entornos de vida donde no estamos constantemente probando nuestra fuerza de voluntad.

Te doy 5 de recomendaciones empezar:

  1. Ordena tu cocina, desde la despensa hasta los estantes y los cajones.
  2. Deshazte de la mayor cantidad de comida poco saludable que puedas, y la que dejes colócala en el lugar menos accesible.
  3. Quita de la vista las galletas, chocolates o frituras y toda la comida basura.
  4. Coloca a la vista snacks saludables como un como algún tupper con zanahorias, agua, etc.
  5. Toma tus comidas siempre a la misma hora.

Echa un vistazo a tu casa… ¿Tu casa tiene sobrepeso?, ¿están todos los rincones llenos de cosas que no usas? El consumo excesivo se refleja en todas las áreas de nuestra vida, por lo que, si solemos acumular cosas, también tendemos a acumular estrés, comida y por consecuencia, sobrepeso. 

Si la idea de hacer todo esto te hace sentir ansiosx y agotadx,  te invito a escribirme para encontrar juntxs una solución.  

*Universidad de Surrey (Reino Unido) y publicado por la revista Cell Press

Tabla de rutinas matutinas para niños

20 febrero, 2021 / no comments

Las rutinas son una parte fundamental de la vida y el desarrollo de los niños, ya que ayudan a darle un orden lógico a las actividades.

Enseñar a los niños a organizar y ordenar sus actividades cotidianas puede ser sencillo, basta motivarlos a que repitan las mismas tareas a diario hasta que se conviertan en un hábito.

Para ayudarte, te comparto esta tabla de rutinas matutinas, con la que tus pequeños empezarán el día con organización y orden y con una sonrisa.




     

    Qué sí y qué no se debe hacer en cada habitación de la casa

    19 febrero, 2021 / no comments

    Una de las preguntas que más me hacen las personas es cómo mantener el orden en casa, y bueno, si miras en este blog o en mis redes sociales verás que puedes encontrar varios consejos sobre esto, sin embargo, en este post he querido ir un paso atrás, antes de que pasemos al hecho de poner cada cosa en su lugar y recoger la ropa y esas recomendaciones que siempre os digo y esto es, tener claro qué actividades son adecuadas y no (bajo nuestro criterio) realizar en cada espacio de nuestra casa.

    Y con esto me refiero a que muchas veces solemos pasar por alto el objetivo que tiene cada lugar en nuestro hogar, es decir, el para qué usamos los espacios. 

    Para qué es una cocina, para qué es el salón, para qué hay un trastero… por ejemplo, todos estos espacios fueron creados para cumplir una función de acuerdo al uso que les damos.

    Por ejemplo, todos tenemos muy claro que no debemos comer en el baño, ¿por qué entonces comemos en la cama? Desde mi punto de vista, no entiendo que se deba comer en la cama a no ser que se esté enfermo, de hecho, los enfermos son los únicos que comen en la cama y es porque no pueden levantarse. El resto (centros de mayores, colegios, residencias de estudiantes) todos tienen áreas específicamente para ello.

    Y es que, aunque podamos ser flexibles y hacer algunas excepciones, usar los espacios de la casa para lo que fueron creados es parte de ser ordenados. No puedes comer sopa con un tenedor, pues por mucho que te empeñes éste no puede contener el caldo de tu sopa. Del mismo modo no se puede uno bañar o duchar en la pila de la cocina.

    Es así que, para poder mantener el orden en casa es muy importante que respetemos “el para qué” de cada espacio, de este modo nunca encontraremos objetos fuera de lugar y será más sencillo devolverlos a su sitio, asimismo, nos ayudará a respetar horarios y a crear rutinas que nos facilitarán la tarea. 

    ¿Cómo hago si mi casa es pequeña?

    La idea de respetar cada espacio puede volverse un poco complicado si vivimos en un piso pequeño, incluso hay quien habita en lugares donde los espacios no están delimitados por paredes, o para quienes el salón sea deba funcionar también como oficina, o quienes deban compartir una misma habitación con otra persona.

    Sin embargo, es posible respetar su uso, siempre cuando acondicionemos correctamente los espacios, como hacemos cuando tenemos niños o mascotas y siguiendo una rutina. 

    De igual modo, planificar y respetar esa planificación nos ayudará mucho en nuestro orden físico para no alterar el orden en casa y, también, mantener el orden mental y emocional, pues delimitaremos no sólo espacios, sino tiempos.

    Delimita espacios y establece horarios

    Si debes ocupar el comedor para trabajar o hacer los deberes, asegúrate de no hacerlo al mismo tiempo a ser posible. Establece horarios de trabajo, así, si terminas de trabajar a las 7 y tu hora de la cena es a las 8:30, tienes una hora para despejar y dejar libre la mesa y disfrutar de tu cena con calma.

    Crea zonas exclusivas dentro de otros espacios

    Otra cosa muy común es que los niños tengan su área de estudio dentro de su habitación, de no poder asignar otro espacio, mi recomendación es tener una zona exclusiva para ello, de modo que no terminen leyendo en la cama o escribiendo acostados. Un pequeño escritorio en un rincón de la habitación, un mueble plegable si es que la habitación es pequeña, o una mesita pueden valer para que tenga donde colocar ordenadamente su material de estudio o de trabajo, y esto aplica igual para los adultos.

    Usa un calendario

    Si debes compartir el salón o el comedor para distintas actividades o con otros habitantes de la casa, mi recomendación es usar un calendario en donde puedes planificar las actividades que cada quien tiene que realizar, poner un horario y así cada persona tendrá el espacio libre para trabajar, comer, jugar o lo que necesite.

    Respetar la función que tiene cada espacio en nuestro hogar, no solo nos ayudará a mantener el orden físico, sino que nos ayudará a ser más disciplinados con nuestros hábitos, nuestro tiempo y nuestras actividades, lo que nos hará ganar en salud, tranquilidad y bienestar.