SIGNIFICADO SUBLIMINAL DEL DESORDEN DE TU HOGAR

11 diciembre, 2018 / no comments

¿Sabías que la acumulación de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos? Como miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además, el lugar de la casa en el que el desorden o la acumulación se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el armario, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una colcha o funda nórdica desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

cama desordenada

¿Guardas objetos rotos o dañados desde hace mucho tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos, muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza. Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, el mensaje es de resentimiento o de fragilidad sentimental Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable.

Los dormitorios de los niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus dormitorios organizados tienden a ser mejores en sus estudios.

Diferentes clases de acumulación:

acumular objetos

  • Acumulación reciente: Esta acumulación indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a a la vez y que no te estás enfocand@ en lo que debes hacer y que has perdido la dirección. Este desorden incluye ropa apilada, cd’s, o películas alrededor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has devuelto a su lugar. La manera frenética en la que vivimos, tiende a crear este tipo de desorden y casi todos podemos tenerlo en nuestro hogar en alguna medida. Solucionar este tipo de desorden de forma inmediata te ayuda a estar más centrad@ y ser más efectiv@ en tu vida diaria.
  • Acumulación mas vieja: Se trata de objetos que no has usado desde hace mucho tiempo y que están apilados en la buhardilla, trasteros, garajes. Vieja documentación de trabajo y archivos en tu ordenador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto hace más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

El Significado del Desorden en Nuestro Hogar:

Los seres humanos emitimos mensajes y señales de acuerdo con la forma en la que tenemos nuestros objetos personales, incluso en nuestros cajones. La acumulación de objetos es una forma de emitir señales; demasiados objetos emiten la señal de saturación de ideas, proyectos y planes totalmente confusos, muy poco estructurados y definidos.

El desorden altera el camino para alcanzar nuestras metas. Bloquea las vías de acceso de oportunidades y nos hace perder tiempo, que puede ser valiosísimo para estructurar de manera ordenada y disciplinada nuestro plan de vida. Dependiendo del lugar donde se acumule el desorden, es el mensaje o señal que se está emitiendo:

  • Si hay desorden u objetos amontonados en la entrada de la casa, se interpreta como miedo a relacionarse con otras personas.
  • Si hay desorden u objetos amontonados en el armario, el mensaje es que no se tiene el control sobre el análisis y el manejo de las emociones.
  • Mientras limpias los armarios, te podrías decir que estás limpiando tus armarios mentales. Al Universo le encantan los gestos simbólicos.
  • Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, el mensaje o señal es de resentimiento o de fragilidad sentimental.
  • Si hay desorden en la mesa de trabajo, el mensaje es de frustración, miedo y necesidad de controlar las situaciones.
  • Si hay desorden detrás de las puertas, el mensaje es de miedo a no ser aceptado por los demás, sensación de sentirse vigilado constantemente.
  • Si hay desorden debajo de los muebles, el mensaje es que se le da demasiada importancia a las apariencias.
  • Si hay desorden u objetos acumulados en trasteros, el mensaje es que se vive del pasado.
  • Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, el mensaje es de temor y falta de habilidad para actualizarse.
  • Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, el mensaje es de coraje, enfado, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.
  • Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, el mensaje es de conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.
  • Si hay desorden u objetos acumulados en el salón, el mensaje es de temor al rechazo social.
  • Si hay desorden en el comedor, el mensaje es de miedo a no dar pasos firmes y sólidos, sensación de dominio por parte de la familia.

10 consejos que puedes hacer hoy mismo para empezar a controlar el desorden:

casa organizada

  1. Deshazte de lo más grande primero: la bicicleta estática o cinta de correr que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.
  2. Devuelve las cosas que te hayan prestado, cd’s, libros, ropa, herramientas.
  3. Recoge lo que este en el suelo y colócalo en su sitio. Si no lo tiene, deberás otorgarle uno definitivo.
  4. Recoge revistas, catálogos y periódicos antiguos en una bolsa o cesto para reciclar en el contenedor de papel.
  5. Saca del armario 10 prendas que no hayas usado en el ultimo año y dónalas.
  6. Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.
  7. Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitamos o queremos en nuestras vidas.
  8. Sacar de los cajones de tu armario los calcetines sueltos que han perdido su compañero, los rotos y decolorados.
  9. Despeja tu escritorio, tira todo lo que no necesites de documentación, archiva papeles que ya no están en uso pero que debes guardar por un tiempo, revisa y organiza el correo recibido.
  10. Deshazte de los lápices, bolígrafos y todo aquel material de oficina que no funcione o que no uses.

En los casos en los que tenemos antigüedades u objetos heredados, éstos se impregnan de la energía de aquellas personas a las que han pertenecido. Un ritual para limpiarlos es hacerlo con incienso o aceite esencial natural de algún cítrico como naranja, limón, toronja o mandarina.

Después de haber acomodado todo ese desorden ya hemos dado el segundo paso, ahora pasamos al tercer paso limpiar o despejar la energía de nuestros espacios de vida. Esto te ayudará a convertir tus espacios en lugares sagrados; en el cual encontraras más sentido a tu vida y serás más asertivo en tus decisiones y proyectos.

Haz lugar para lo nuevo. Vacía el frigorífico, tira todos esos restos envueltos en papel de aluminio. Limpia los armarios, deshazte de todo lo que no hayas usado en los últimos seis meses. Y si hace un año que no lo usas, decididamente eso está de más en tu casa, así que véndelo, cámbialo, regálalo o quémalo.

Cuatro maneras de hacerte con el control de tu documentación

23 noviembre, 2018 / no comments

Si estás leyendo esto, es porque probablemente has decidido pasarte a la gestión “sin papel” de tu documentación.

¿Significa esto que no vas a utilizar nada de papel en tu vida diaria?

Probablemente no.

Pero si quiere decir que has tomado la decisión en cuanto a dar un paso importante en la eliminación del caos y el estrés en tu vida.

Escanear solo es una parte del trabajo

Asimismo, significa también que has tomado el camino hacia ser más productivo. Serás capaz de encontrar con facilidad el documento que necesitas  justo en el momento que lo necesitas.

Incluso en el caso de que no tengas quieras escanear nada, imagino que tienes un buen número de documentos en tu ordenador y  no sabes realmente cómo sería el mejor modo de organizarlos.

Después de leer esta pequeña guía, me gustaría que te comprometieras a poner en marcha por lo menos una de estas recomendaciones  y ver qué ocurre durante un tiempo. Te prometo que habrá un antes y un después en tu capacidad para encontrar la información que necesitas de una manera rápida y fácil. 

¿Preparado? ¡Vamos allá! 

1. Haz que tus PDFs puedan ser buscados con facilidad

Mucha gente hace el esfuerzo de escanear sus documentos en PDF, pero no tienen en cuenta el paso fundamental de hacer que sus PDFs se puedan encontrar después con facilidad.

¿Por qué se da esta situación?

Piensa en intentar encontrar algo en internet.

Imagina que tienes que ir a algún tipo de directorio y seleccionar diferentes apartados o carpetas intentando encontrar lo que estás buscando. Te llevaría un sinfín de tiempo y muchas veces abandonarías por el camino.

¿Cómo lo solemos hacer entonces?

Las opciones son: te vas a Google y tecleas algunas palabras y muy a menudo lo que necesitas está allí, en la primera página.

Imagina que tu horno todavía funciona, pero quieres saber si todavía está en garantía. Si tus documentos fueron escaneados y has tenido en cuenta que fueran fáciles de encontrar al nombrarlos, podrías ir a tu sistema de archivo e iniciar una búsqueda con las palabras “horno” o “garantía”, posiblemente aparecería el recibo de compra, los datos de la garantía e incluso el manual de funcionamiento. Todo ello simplemente por teclear una palabra.

Aquí es adonde quieres llegar.

¿Cómo lo haces?

Las posibilidades son que tu escaner venga con un software específico para poder nombrar archivos de una manera que los haga fáciles de encontrar. En el caso de que no disponga de él, no te preocupes, ¡hay más opciones.¡

2. Usa lo que tienes

Puede que no seas consciente de esto, pero una vez que dispones de documentos fáciles de encontrar, puede que ya tengas en tu ordenador todo lo que necesitas para localizarlos.

Reduce el número de carpetas

Obviamente no puedes deshacerte de todas las carpetas y no estoy proponiendo que pongas todos tus documentos en un único lugar, (ni siquiera yo hago esto).

Lo que sugiero es que resistas la tentación de hacer una amplísima y elaborada estructura de carpetas anidadas unas en otras.

Hemos hecho nuestros PDFs fáciles de buscar ¿verdad?; de modo que vamos a olvidarnos por un momento de decidir si esta factura va en “Organización” o “Aplicaciones” o “Extractos” y simplemente ponla en una carpeta general “Facturas”. Cuando necesitemos encontrarla, utilizaremos el sistema de búsqueda disponible.

Windows

Si tienes Windows Vista o posterior, estás de suerte. La Búsqueda de Windows está ligada al sistema operativo, por lo que deberías ser capaz de buscar tus PDFs utilizando la propia herramienta de Windows.

Mac OS X

Si eres usuario de Mac, no tienes problema. Mac OS X ya incluye la funcionalidad de búsqueda en PDFs desde hace años.

En la parte superior derecha de la pantalla hay una lupa. Si la tecleas, accedes a Spotlight, la herramienta de búsqueda de Mac.

Teclea el texto que desees y aparecerán los PDFs que contengan esa frase en tu sistema de archivo.

Además, mucha gente no sabe que la aplicación Preview de Mac tiene interesantes opciones en el manejo de documentos:

  • Puedes incluir tu firma en el documento.
  • Partir PDFs
  • Poner códigos de acceso a tus documentos.
  • Extraer páginas concretas de un PDF más largo.
  • Anotaciones y otras herramientas de gestión de documentos.

Como ves, haciendo tus PDFs fáciles de buscar y usando las herramientas disponibles en tu ordenador ya puedes conseguir una gestión razonable de tu documentación “sin papel”.

3. ¡Siempre a mano!

Algunas veces puede ser realmente interesante y necesario ser capaz de acceder a tu documentación en cualquier momento estés donde estés. Te muestro cómo:

Evernote tiene usuarios de Mac y Windows y tus notas y documentos están sincronizados en el servidor (si lo deseas). Puedes conectarte vía web y acceder a todas tus notas o verlas usando Android, iPhones o iPads de clientes. Evernote es gratuito para el almacenamiento de PDFs, y la versión de pago codifica tus PDFs para hacerlos fáciles de buscar.

Dropbox es un servicio de sincronización de ficheros. Cualquier fichero que almacenes en tu carpeta de Dropbox se sincroniza en los servidores y puede sincronizarse con cualquier otro dispositivo también. Dispone de una App muy manejable para iPhone y iPad (también Web) que te permitirá ver tus documentos en cualquier momento.

Shoebox permite que les envíes por correo tus documentos y ellos los escanean por ti. Puedes también subir tus recibos y tenerlos perfectamente ordenados por categorías. También te puedes  conectar en cualquier momento y acceder a todos tus documentos.

Box.com es una aplicación más orientada a la empresa, pero también trabajan con particulares y pequeñas empresas. Ofrecen documentos online así como herramientas adicionales de seguridad en la gestión de toda tu documentación.

4. Escoger el equipo necesario

Si estás decidido a pasarte a la gestión de documentos sin papel y no estás seguro de que escaner comprar o que aplicación descargar para poder empezar a realizar este cambio, te voy a recomendar algunas de las opciones que encuentro más interesantes dentro del mercado actual:

Opciones de escáneres de gama media:

Fujitsu ScanSnap

ScanSnap iX500

ScanSnap S1100

Opciones de impresoras/ escáneres más económicos:

HP DeskJet – Impresora multifunción 

Canon Pixma TR7550 – Impresora 4 en 1

Brother DCP-J4120DW

 

5 puntos clave para practicar el desapego, el camino hacia tu orden interior

15 noviembre, 2018 / no comments

“Dejar ir” se dice tan fácil… pero soltar, deshacernos de las cosas o los sentimientos, desprenderse, no siempre es tan sencillo como quisiéramos; somos seres de memorias y recuerdos y estamos acostumbrados a aferrarnos a aquello que en algún momento nos hizo sentir bien, lamentablemente no todos esos sentimientos siempre son positivos y aunque en el pasado nos regalaron buenos momentos, puede que muchos de esos objetos o personas no son lo que mejor nos hacen sentir en el presente.

Paradójicamente los seres humanos nacemos necesitando, dependemos de una madre para sobrevivir; somos entes de relaciones por lo que durante nuestra vida necesitamos de otras personas para garantizar nuestra salud física y emocional, asimismo hemos creado cierta necesidad por los objetos y la tecnología, por ejemplo.

Sin embargo, el apego se vuelve negativo cuando esta necesidad se transforma en dependencia y ansiedad, cuando sentimos que al perder algo o a alguien nos quedamos indefensos y no podemos enfrentar las situaciones que la vida nos presenta. Es por esto por lo que el desapego se convierte en una clave para alcanzar la felicidad.

Desapegarse significa ser libres… dejar de depender, de necesitar y dejar de vivir con miedo. Desapegarse significa dejar ir todo aquello que no nos deja avanzar para dar espacio a que nuevas cosas lleguen a nuestra vida.

¿Cómo practicar el desapego?

Practicar el desapego es el primer paso para liberarnos de los excesos que nos amarran, esto nos ayudará a apreciar e involucrarnos en las cosas de una manera más saludable y equilibrada, para ello te invito a revisar estos 5 puntos clave que te ayudarán a dar el primer paso hacia una vida sin cadenas.

  1. Toma conciencia del desapego. El primer paso siempre es ACEPTAR que debemos y queremos desapegarnos de alguien o de algo. No confundas aceptar con resignación ni conformismo; tomar consciencia y aceptar es darte cuenta y es hacerte responsable de que ya no te hace falta ni tampoco te hace feliz. Al hacer esto darás el primer paso hacia el cambio.

  2. Aprende a ser responsable de ti mismo. La responsabilidad es un principio fundamental del desapego. Nosotros somos responsables de nuestra existencia, lo que no hagamos nosotros por nuestra persona, nadie más lo hará, de modo que evita depositar en otros tu felicidad. La felicidad no depende de una pareja o de un trabajo, tampoco de un vestido nuevo. Cultiva tu propio bienestar, no dejes nunca que tu bienestar, dependa de opiniones o consejos ajenos. La única persona que debe cumplir tus expectativas eres tú mism@.

  3. Aprende a dar y no a recibir. Dar es un gran ejercicio para practicar el desapego, pocas cosas hay tan satisfactorias como compartir lo que uno tiene; cuando encuentras la felicidad en dar con amor y generosidad, perderás el miedo a que eso que das tal vez no regrese. Con esta actitud estás generando, además, un flujo de energía positiva trayendo a tu vida todo lo bueno que has dado.


  4. Vive el presente. Tendemos a cargar durante años aquellas cosas que en el pasado nos hicieron sentir mal, generando un trauma o bien, tendemos a aferrarnos a aquello que nos hizo sentir muy bien y que ya no tenemos, generando frustraciones. Estos apegos llegan a ser tan fuertes, que únicamente provocan que nos olvidemos de lo más importante: vivir el presente. Vivir de recuerdos nos puede hacer perder la perspectiva y el foco en lo que realmente importa. Recuerda que el presente es lo único que de verdad puedes alterar, el presente es tu oportunidad de encaminar las cosas hacia un brillante futuro.

  5. Asume las pérdidas. Como dice el dicho “nada es para siempre” y eso es con lo que tenemos que lidiar todos los días, pues todo en la vida es temporal. La buena noticia es que esto funciona para bien y para mal: las cosas buenas van y vienen, no debemos darlas por hecho y es mejor que las disfrutemos al máximo cuando se presenten. Las cosas malas, no debemos dejar que se apoderen de nosotros, pues al igual que las buenas, tarde o temprano se irán. Asumir las pérdidas nos librará del miedo y nos empujará a una vida llena de sorpresas.

Finalmente y  resumiendo, recuerda que el desapego no se trata de llegar a casa y tirar todo por la ventana, o quedarte sol@ para no depender de nadie, se trata de liberarte de todo aquello que no le hace bien a tu vida y reforzar aquello que te hace sentir más libre y más liger@; significa sacar la basura de los cajones y llenarlos de energía positiva.

 

Los niños y el orden. Tabla de actividades según la edad

23 octubre, 2018 / no comments

El orden es un hábito, uno que se puede aprender más fácilmente desde pequeño y que además trae grandes beneficios en el futuro. Al educar niños ordenados, les estás regalando un mundo de satisfacciones, ya que sobre el valor del orden se apoyan otros muchos valores y estás educando niños que en un futuro puedan convertirse en personas seguras, equilibradas emocionalmente, con dominio de sí mismas y capaces de tomar decisiones, organizar sus ideas y proyectos personales.

Por eso el orden es algo que debe enseñarse a temprana edad y hacerlo desde casa, por medio de las tareas del hogar es una gran forma de hacerlo y, sin duda, estarás aportando muchísimo a su formación y crecimiento.

¿Cómo inicio a mis hijos en las tareas del orden?

Seguramente has oído hablar de María Montessori, una de las grandes pedagogas del siglo XX, quien afirmaba que el juego es la principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante los primeros años. Por medio del juego, el niño observa e investiga todo lo relacionado con su entorno de una manera libre y espontánea, relacionando sus conocimientos y experiencias previas con otras nuevas, realizando procesos de aprendizaje, fundamentales para su crecimiento.

A partir de esta teoría, la escuela Montessori ha creado una tabla de tareas que podemos compartir con nuestros hijos, según su edad, para enseñarles a dominarlas poco a poco y, además de ser de gran ayuda en el hogar, convertirlos en seres humanos autosuficientes.

niña limpiando

Al enseñarles a realizar estas tareas y lograr que las cumplan, tus hijos estarán desarrollando la motivación, motricidad y experiencia sensorial, haciéndoles sentir útiles e importantes al ser también responsables del hogar.

Las tablas están diseñadas para que puedanlograr sus objetivos de acuerdo con su edad, de modo que puedan cumplirlas todas y evitar la frustración, sino al contrario, animándolo a realizar las siguientes que cada vez son más complejas.

Eso sí, si ves que tu hijo no logra las tareas propias de su edad, no debes preocuparte; la idea es que empezar y poco a poco lograr las tareas hasta alcanzar los objetivos.

niño ayudando en casa

Beneficios de aplicar la tabla Montessori

La tabla de autonomía Montessori no pretende delegar tareas, sino de enseñarles hábitos positivos de manera fácil y divertida. Al utilizarlas tus hijos:

  • Tendrán mucha más seguridad en sí mismos.
  • Serán más organizados con sus tareas y su tiempo.
  • Contribuirás a que tengan mejores resultados académicos.
  • Favorecerás el desarrollo de sus habilidades motoras.
  • Le ayudarás a potenciar el sentido de organización.
  • Estimularás la capacidad de colaboración.

niña cepillando sus dientes

Tabla de tareas por edades

De los 2 a los 7 años, muchas de las tareas van más relacionadas a su cuidado persona y a poco a poco ir manejando herramientas que le permitan ser autosuficiente e integra actividades divertidas como regar las plantas.

tabla de actividades por edad

De los 7 a los 12 años puedes irlo integrando en las tareas generales del hogar que contribuyan al bienestar de toda la familia. Algunas actividades como darle de comer a las mascotas o ayudarte a preparar su comida, le resultarán atractivas.

tabla de tareas por edad

A partir de los 12 años, ya estarán listos para realizar actividades más complejas como hacer la compra, usar la lavavajilla o la plancha, incluso cuidar de su mascota; incluso decorar su cuarto y personalizar sus objetos puede ser una actividad que puedan realizar en familia.

Recuerda que las claves principales son guardar la calma, ser paciente y constante, no permitas que lo vea como una imposición o castigo, sino como algo positivo que lo beneficiará en todos los aspectos de su vida.

Hábitos que te ayudarán a alcanzar el éxito

15 octubre, 2018 / no comments

“Tu energía debe estar dirigida hacia lo que de verdad importa cuando se trata de alcanzar tus metas”.

Una meta importante de los seres humanos es tener éxito, en lo que sea, en todo aquello que nos propongamos; ya sean cosas grandes a largo plazo o pequeñas en un plazo más breve, y a veces tendemos a creer que el éxito tiene que ver con la suerte y el dinero, pero si miras en la historia te darás cuenta de las que las personas exitosas han logrado sus metas a base de mucho trabajo, esfuerzo y de integrar en su vida ciertas hábitos que les ayudan a alcanzar esos objetivos por medio de la constancia.

Por eso muy importante darnos cuenta de los hábitos que aportan algo positivo en nuestra vida, ya que el triunfo se logra desde un lugar muy básico: desde la mente; el logro es una manera de pensar y de actuar. Lo que determina el resultado en cualquier cosa que emprendas son tus hábitos, tu mentalidad y la manera en la que respondes a las circunstancias que se te presentan, en otras palabras, tu actitud ante la vida!

alcanzar metas

¿Cómo te ayudan los hábitos a alcanzar tus metas?

Una de las claves para alcanzar el éxito es mantener hábitos que estén orientados a alcanzarlo, por ejemplo, si una de tus metas es correr una maratón te será más difícil lograrlo si no tienes el hábito de ejercitarte, por lo que debes hacer algunos cambios en aquellos hábitos que son contraproducentes, como dejar de fumar (si es el caso), llevar un estilo de vida menos sedentario, mejorar tu alimentación, etc.

De modo que, antes de integrar hábitos nuevos en tu vida, primero debes identificar aquellos que te benefician y que te ayudan a alcanzar cada uno de tus logros. Una vez que los hayas identificado, es tiempo de poner en práctica algunos más como los siguientes:

  • Levántate más temprano

Madrugar es un hábito normalmente ligado al éxito, y es que contar con más horas en el día te da la oportunidad de realizar, con tiempo, alguna actividad que normalmente no harías, como meditar, salir a caminar o simplemente sentarte a reflexionar frente a una taza de café y comenzar el día con una buena actitud.

levantarse temprano

  • Plantea objetivos y metas

De nada servirá integrar nuevos hábitos en tu día a día si no estás segur@ de lo que quieres y hacia donde vas. Tómate el tiempo de pensar y decidir con tranquilidad qué quieres hacer, qué rumbo quieres que tome tu vida y qué es aquello que te hace verdaderamente feliz. Piensa en objetivos realistas y que sean fáciles de alcanzar a corto plazo, pero no dejes de lado tus sueños. Cada meta lograda te llevará poco a poco a alcanzar éxitos inimaginables.

  • Enfoca tu energía

Constantemente tendemos a dejarnos llevar por las distracciones y enfocar nuestros esfuerzos en tareas que no son importantes. Para triunfar debes aprender a dirigir tu energía hacia la tarea más gratificante, es decir, no perder de vista tus objetivos y concentrarte en todo lo que necesitas hacer para completarlos. Todo lo que no aporte algo para alcanzar una meta, no merece la pena tu atención.

  • Planifica con certeza

No basta con tener objetivos y querer alcanzarlos, para lograrlos hay que planificar y organizar; necesitas saber con qué recursos cuentas y como aprovechar cada uno para lograr tus objetivos; planifica mejor tu tiempo, organiza tus finanzas, prioriza tus actividades, establece fechas y horas; el orden te permitirá ver en qué estás desperdiciando recursos y cómo usarlos de una manera mejor. Puedes empezar con una pequeña lista, hacer notas o bien, llevar una agenda; poco a poco puedes encontrar el sistema que más te convenga. Piensa que, si te acostumbras a programar de manera correcta tus actividades cotidianas, cada vez te será más fácil ir alcanzando metas mucho más complejas.

  • Invierte en tu desarrollo personal

Nunca es tarde para aprender algo nuevo y con esto no quiero decir que te inscribas a una nueva cerrera universitaria, sino a no dejar del lado el hábito de estudiar y aprender, esto te ayudará a ampliar tu mente y desarrollar nuevas fortalezas, puede ser una breve lectura diaria o un curso en video, lo que sea que te permita salir de tu zona de confort y dominar otras áreas en las que antes no tenías tanta experiencia.

  • Actúa con seguridad

Lo más difícil siempre es dar el primer paso, así que, una vez que ya tienes tus objetivos y toda tu energía está centrada en lograrlos debes actuar. En esta etapa es normal que experimentes el miedo y las dudas, pero basta con dar el primer paso, por pequeño que sea, para vencerlos.  Existen dos frases que puedes repetirte constantemente si la duda te asalta, la primera es “Lo peor que puede pasar es que te quedes como estás” y “El no ya lo tienes”, así que a trabajar para transformar todo en un inmenso SÍ.

estudiar

  • Persiste y sé constante

En tu camino al éxito pueden presentarse una gran cantidad de fallas y obstáculos, pero esto no quiere decir que no vas a lograrlo y mucho menos que debes darte por vencid@; al contrario, todos esos obstáculos puedes verlos como nuevos retos, que al ser vencidos te convertirán en una persona más fuerte y más sabia. Cuando lleguen, no te rindas, ¡dales la vuelta!

  • Piensa positivo y rodéate de gente igual

Suena más fácil de lo que realmente es, pero es un hábito fundamental; si tu mente está en estado positivo será mucho más sencillo enfrentar todos los obstáculos que se puedan presentar. De nada sirve lamentarte. En lugar de pensar “por qué a mí”, piensa “yo puedo”; pide ayuda, pregunta, investiga, haz lo que tengas que hacer, pero no te detengas.

positivo

  • Celebra cada logro obtenido

No importa que todavía no hayas llegado a tu meta final, cualquier paso que te haya acercado a ella merece ser reconocido; date tiempo de celebrarlo y realizar alguna actividad gratificante, como tomar un descanso, una comida con tus amig@s o un pequeño obsequio. Date la oportunidad de sentirte satisfech@ contigo mism@ y de reflexionar acerca de tus logros y tus capacidades para seguir avanzando con mayor energía.

  • Sé agradecid@

Si bien todo lo que has conseguido nadie te lo ha regalado, es muy importante ser agradecido con quien tengas que serlo. El agradecimiento te pone en un positivo contribuye al bienestar emocional, permitiéndonos disfrutar nuestros logros y sentirnos más satisfechos. Aunque dicen que nunca debemos compararnos con quienes tienen menos que nosotros, no está de más, de vez en cuando, mirar a tu alrededor y darte cuenta de todo lo bueno que tienes y lo mucho que has alcanzado para sentirte agradecid@ con el universo.

Finalmente recuerda que cada hábito de nuestra vida determina el éxito que tendremos en el cualquier ámbito, puede ser laboral, económico o emocional y personal. Si no encuentras la forma de conseguir las metas que te has puesto es porque estás cometiendo errores en tu rutina. Cambiarla o añadir nuevos hábitos hará que alcances el éxito.

 

 

Hábitos matutinos conscientes que te ayudarán a mantener tu mente organizada

21 septiembre, 2018 / no comments

Todo el placer de los días está en sus amaneceres.

(François de Malherbe)

¿Sientes que no te llega el día para todo lo que tienes que hacer? Seguramente te has preguntado cómo el vecino, tu colega o tu pareja pueden organizarse mejor que tú. Son puntuales, organizados y pareciera que tienen una coreografía montada sin esfuerzo. No es así, las personas organizadas han trabajado conscientemente en sus hábitos para alcanzar una rutina productiva. Aquí te compartimos algunos hábitos matutinos que te ayudarán a ser más conscientemente organizado y aprovechar el día.

Despertar temprano por la mañana

Intenta  despertarte 30 minutos antes de tu hora habitual. Si vives con más personas, no tendrás que lidiar con compartir la ducha o espacios comunes. Si vives solo, estos minutos te darán ventaja para completar tus tareas matutinas.

¡No mirar el móvil! Mantra matutino

Saca el móvil fuera del dormitorio y cualquier dispositivo electrónico que te haga caer en la tentación de conectarte. Aprovecha este tiempo desconectad@ para estirarte, hacer una pequeña meditación o ejercicios de respiración. Te vas a sentir más relajad@ y con ánimos para comenzar tu día.

Haz algo que te guste

Consiéntete y haz algo que realmente disfrutes. Termina el capítulo del libro, juega con tus hijos, escucha la nueva canción de moda y baila. Ponte un límite de tiempo, con 15 minutos basta, dejará en ti una actitud positiva a lo largo del día.

morning book

Sigue una rutina

No hay éxito sin orden, todas las personas exitosas siguen una rutina diaria. Si repites acciones con un orden específico, lo que en un principio parecía un reto se convertirá en una acción natural. Todo empieza en la mente y a fuerza de repetir el mecanismo, se acaba por volver un acto automático que el cuerpo adquiere y realiza de forma más inconsciente.

Ponte objetivos realistas

Trabaja un hábito a la vez. ¿Te apetece desayunar saludable? Elabora tu menú semanal y sé estrict@ para cumplirlo. En los siguientes 21 días que ya seas un campeón/a de los desayunos sanos, tendrás ánimo y resultados palpables para empezar con otro. Recuerda fijarte objetivos realistas y a corto plazo.

Prepara la comida antes

Es muy estresante preparar una comida por la mañana, tu cabeza ya está a mil por hora entre los pendientes del día en el que estás. Procura hacer una noche anterior tu comida o si te organizas puedes preparar comida los fines de semana, así ahorras tiempo y también dinero. Si tienes hijos, planifica las meriendas que se llevarán al cole y tenlas previstas.

Ordena tu casa

Antes de salir, ordena tu casa. A nadie le apetece llegar después de una jornada laboral a recoger el baño, lavar los cacharros o hacer la cama. En cambio si tu casa está en orden, te sentirás más a gusto en casa y relajado, como consecuencia serás más productivo. Recuerda que no hay bienestar sin salud mental.

Haz la tarea que menos te gusta primero

En vez de alargar el tiempo para completar esa tarea que tanta pereza te da, termina con ella lo antes posible. ¿Tenéis que limpiar la arena del gato? ¿Sacar la basura? Hazlo cuanto antes y olvídate de ella durante todo el día.

Es más sencillo ser ordenado con una disciplina diaria. Aprovecha la mañana, experimenta nuevas maneras de comenzar tu día.

Bicarbonato de sodio, un aliado del orden y la limpieza

7 septiembre, 2018 / no comments

Actualmente contamos con productos especializados para cada cosa que queramos hacer, lo cual, en ocasiones, se vuelve complicado y costoso para nuestra rutina de limpieza, salud y estética. Sin embargo, hay uno que nunca falla: el bicarbonato de sodio, un producto muy versátil y de gran ayuda en nuestro hogar, gracias a sus características de compuesto cristalino, su economía y por ser respetuoso con el medio ambiente.

Desde tiempos antiguos, los egipcios lo utilizaban como jabón, para producir cristal y también para el proceso de momificación. En el siglo XIX, unos pasteleros estadounidenses descubrieron que el carbonato de sodio mezclado con leche tenía el mismo efecto que la levadura, este proceso se perfeccionó hasta que se obtuvo el bicarbonato de sodio. Más adelante se industrializó su producción y así lo tenemos al alcance en cualquier almacén.

Es momento de que lo revaloricemos, pues es de gran utilidad para una gran cantidad de cosas, aquí te comparto algunas ideas para que las incorpores en tu hogar:

Limpieza

  – Suelos

Limpia suelos sin maltratar, sólo agregamos 1/2 taza a la cubo con agua y ¡listo!

– ¿Malos olores?

Con 1/2 taza que agregues al jabón líquido para lavar la ropa, es suficiente. También puedes espolvorear los peluches, déjalos reposar 15 minutos y tendrán un olor fresco.

Las alfombras igualmente acumulan olores, espolvorea bicarbonato y déjalo reposar toda la noche, a la mañana siguiente aspira para eliminar.

Agrega 2 cucharadas a los zapatos mientras no los usas y estarán como nuevos para tu próxima salida.

Limpieza-con-bicarbonato-de-sodio

Como quitamanchas

En las tazas del café o té, quitar el sabor amargo de las cafeteras en constante uso, puedes colocar una solución de 1/4 de taza de bicarbonato en 1 litro de agua caliente. Si las manchas no se quitan, deja reposar toda noche esta misma solución con un poco de detergente para la vajilla.

Salud

– Se puede utilizar como desodorante natural, haz una pasta con un poco de agua y unta en tus axilas.

– Cuando llegues cansado de una larga caminata o simplemente quieras refrescar tus pies, coloca 3 cucharadas de bicarbonato en un recipiente con agua tibia y sumerge tus pies. Agrega algunas gotas de aceite de lavanda. ¡Spa casero!

– El fin de semana, consiéntete, pon la bañera y agrega 1/2 taza de bicarbonato y 1/2 taza de vinagre, esto ayudará a neutralizar los ácidos de la piel, aliviando dolores, comezones y toxinas.

– ¿Exceso de acidez por abuso de comida o vino? Añade una cucharada a un vaso de agua y bébelo para sentir alivio.

– Otro de sus usos es como exfoliante de manos; haz una mezcla con agua para conseguir una pasta, aplícala en tus manos y siéntelas como la seda. Esta misma pasta la puedes utilizar para aliviar las picaduras de insectos, colócala en la zona y olvídate del picor.

– ¿Acné?  Ve corriendo a la farmacia por tu caja de bicarbonato, mezcla media cucharada de miel con una de bicarbonato. Aplica en el rostro durante 5 minutos, dos veces por semana para ver resultados.

– Sonrisa sin manchas 🙂 Si quieres tener dientes más blancos, basta con que apliques una pequeña cantidad de bicarbonato en tus dientes y dejes actuar por unos minutos, enjuaga.

mascarilla de bicarbonato

Hogar

¿Manchas de aceite y grasa?

Aplica bicarbonato sobre la mancha y restriega con un cepillo mojado para eliminar.

En tu jardín, espolvorea bicarbonato para alejar las plagas de hormigas e insectos. Además, puedes hacer un fungicida para aplicar a plantas o árboles, mezcla 4 litros de agua con 4 cucharadas de bicarbonato y aplica en las manchas de hongos.

Desodoriza los cubos de basura, espolvorea en el fondo bicarbonato. Esta misma solución aplica para la arena de los gatos, coloca una capa de bicarbonato antes de colocar la arena y neutraliza los olores.

bicarbonato

Estos son sólo algunos ejemplos de los múltiples usos que tiene el bicarbonato de sodio. Trata de incluirlos a tu rutina diaria para contribuir a tu orden económico y dejar de acumular tantos productos que te hacen perder el control de tus espacios.

Una vez más, no se trata de cantidad si no de calidad! Esto sumado a tener conocimientos sobre como sacar partido a lo que tenemos a nuestro alcance, son los detalles que marcan la diferencia entre llevar una vida sencilla, a una mucho más cargada y compleja de gestionar.

Un regreso a clases ordenado

21 agosto, 2018 / no comments

Las vacaciones de verano están llegando a su fin y los más niños y jóvenes de la familia están a punto de regresar a las clases; esto puede ser un momento muy emocionante para muchos, pero también muy complicado e incluso traumático para otros, sobre todo para los más pequeños, pues significa volver a cambiar la rutina, iniciarse con nuevas responsabilidades, actividades y horarios; por esto es muy importante que tratemos de crear un ambiente relajado que progresivamente los vaya introduciendo a esta nueva etapa y el orden es una herramienta básica para lograr este objetivo.

Empezando por el principio

Cuando somos ordenados, todo en nuestro día a día se hace más sencillo, así que es muy importante que enseñes a tus hijos la importancia de ser ordenado. Por ejemplo:

  • Preparar sus cosas con tiempo y guardarlas de manera correcta en su mochila.
  • Dejar listo el uniforme o la ropa que se vayan a poner desde el día anterior para no andar con prisas por la mañana.
  • Llevar un calendario o cuaderno de notas para sus actividades o agenda escolar.
  • Ponerse horarios para realizar sus tareas con tiempo y no dejar todo para el último momento.

Conforme tu niño empiece a ver resultados le será más fácil establecer su propia rutina de orden y no depender de ti para realizar diversas actividades.

Para que esto suceda, te recomiendo algunos cambios que puedes implementar desde ahora y que ayudarán a que este regreso a clases sea más una aventura agradable que un dolor de cabeza.

La lista de útiles

útiles escolares

La lista de útiles suele entregarse al salir de clases y lo ideal sería que comprarlos con anticipación, al menos tres semanas antes del inicio del nuevo curso, ya que los almacenes están menos saturados y encontrarás todos los productos disponibles.

Te recomiendo, además, realizar las compras con los niños para que ellos elijan sus cuadernos, sus lápices y materiales de trabajo. Involucrarles en ello es implicarles emocionalmente y de forma práctica y les ayudará a llegar con más entusiasmo al colegio.

No olvides revisar bien las cosas que puedes reutilizar del curso anterior, como cuadernos de notas con hojas aún sin utilizar, rotuladores, gomas, etc. Esto, además de ayudar a tu bolsillo, ayuda al planeta.

¡A levantarse temprano!

levantarse temprano

Una de las cosas más difíciles es regresar al horario regular; durante las vacaciones tanto padres como hijos nos damos el placer de irnos a la cama más tarde y dormir un poco más, pero los horarios deben cambiar. Mi recomendación es que la semana anterior al inicio del curso, empiecen a irse a la cama más temprano cada día evitando que se entretengan con la televisión o el móvil. Asimismo, que empiecen a despertarse más temprano de manera paulatina para que el primer día de clases no resulte tan pesado.

Cuida la alimentación

Así como ajustar las horas puede ser complicado, también puede serlo ajustar las comidas, sobre todo porque estando en casa es más sencillo vigilar lo que los niños se llevan a la boca.

Date tiempo de realizar una lista de los alimentos que pueden ser fáciles de preparar, además de saludables y equilibrados. Evita las comidas basura y las bebidas gaseosas. Puedes crear tu propio calendario de comidas por semana para no romperte la cabeza por las mañanas, incluyendo zumos naturales, un sándwich, o algo de fruta para el postre y de vez en cuando alguna chuche, pero sin abusar.

Motivación es la clave

regreso a clases motivacion

Como mencioné al inicio, para algunos niños es muy emocionante volver al colegio, reencontrarse con sus compañeros e iniciar una nueva aventura, pero para otros no es tan emocionante como debería. Si tus niños muestran poco interés en entrar al colegio (sobre todo si son nuevos o cambian de centro), ayúdales a corregir esta actitud para que no lo pasen mal.

Transmíteles seguridad y enfatiza las cosas que aprenderá, así como los nuevos amigos que tendrá o los profesores que lo acompañaran en el próximo curso.

Finalmente, recuerda siempre que, además de todo estos pequeños consejos, organizar y realizar todos estos preparativos en familia es doblemente satisfactorio; organizar los nuevos libros, marcar los cuadernos y compartir sus dudas y experiencias les ayudará a darse cuenta de lo emocionante que es volver a la escuela y lo mucho que les apoyas en todas y cada una de las etapas importantes de su vida.

¿Cómo afecta el orden de nacimiento en la personalidad de tus hijos?

10 agosto, 2018 / no comments

Cada familia es única, así como lo son cada uno de sus miembros. A pesar de que todos crecen dentro del mismo núcleo familiar bajo las mismas costumbres y las mismas reglas, no todos se comportan igual; esto seguramente lo has notado con tus hijos, a quienes, aunque les has dado la misma educación, se destacan y comportan de maneras diferentes.

Existen quienes aseguran que más que a la genética y a la educación que reciben, estas diferencias de personalidad se pueden atribuir al orden de nacimiento.

Francis Galton, sociólogo y psicólogo, primo de Darwin, fue el primero en establecer esta hipótesis en su famosa “Teoría del orden de nacimiento” (Birth Order Theory) en 1874, en donde hacía referencia al coeficiente intelectual de los hijos de acuerdo al orden de nacimiento.

Aldred W. Adler, fue todavía más allá, cuando en 1920 retomó esta teoría para asegurar que el orden no solo afecta en el coeficiente intelectual de los hijos, sino también en su personalidad.

hermanos

 

¿De tal padre, tal hijo?

De acuerdo con Adler, no existen dos niños que tengan los mismos padres, aunque pertenezcan a la misma familia, ya que los padres son diferentes con cada uno de sus hijos.

Por ejemplo, los padres tienden a ser más estrictos con los hijos mayores, nacidos en primer lugar, quienes se ven forzados a responder con un mayor esfuerzo a los retos que se les imponen, asimismo cuentan con mayor supervisión y en algunas ocasiones, hasta sobreprotección.

El hijo que ha nacido en segundo lugar cuenta con menos exigencias y supervisión, por lo que carga con el complejo de no contar con la atención que se le ha dado al hijo mayor y siente la necesidad constante de competir por esa atención.

A los hijos que han nacido en tercer lugar, se les exige menos y se les da mayor independencia, pues los padres cuentan con más experiencia y menos tiempo, por lo que se les imprimen menos responsabilidades.

¿Te suena? Pues no es casualidad, este es un patrón que se repite en la mayoría de las familias y que ha dado pie a múltiples estudios de campo siempre con los mismos resultados: El orden de nacimiento tiene una gran influencia en la formación de la personalidad, los gustos e incluso las elecciones futuras de cada uno de tus hijos.

A esto habrá que agregar otros factores como los genes, los aspectos psicológicos propios y el entorno, que influyen también de forma notable.

La personalidad respecto al orden de nacimiento

tres hermanos

 

Si bien es verdad que cada ser humano es único e irrepetible, también es verdad que existen ciertos rasgos que coinciden entre las familias y a los que Adler se refiere en su teoría.

De acuerdo con el psicólogo los niños tienden a presentar os siguientes rasgos de personalidad de acuerdo con el orden en el que fueron traídos al mundo.

Los primeros: Líderes

  • Los primogénitos tienden a ser más conformes y están orientados hacia el logro.
  • Suelen interesarse más en el poder y en el ejercicio de la autoridad.
  • Además de que tratan de ayudar y proteger a los demás.
  • Suele ser los que encarrilan más rápido su vida y elegir una profesión.
  • Suelen ser más inteligentes y ansiosos.
  • Con frecuencia tratan de recobrar la atención que perdieron de los padres con el nacimiento de los hermanos.
  • Son más conservadores y cautelosos.

Los segundos: El sandwich

  • El segundo hijo tratará de alcanzar en logros al primero.
  • Son ambiciosos y competitivos y pueden superar al primogénito.
  • No están tan interesados en el poder.
  • Suelen ser más dubitativos y tardar más tiempo en decidirse a hacer las cosas.
  • Son más sociables y pacificadores.
  • También son más dubitativos y rebeldes.
  • Les gusta llamar la atención.

Los terceros: Consentidos

  • Los últimos tienden a ser más sociables e independientes.
  • Viven consentidos y mimados.
  • Suelen ser los más bohemios e “irresponsable”.
  • Suelan ser los más débiles o vulnerables.
  • Pero también los más creativos e impulsivos.
  • Son más sensibles.

Los hijos únicos

  • Los hijos únicos disfrutan ser el centro de la atención.
  • Dada su convivencia con los adultos maduran más rápido y tienden adoptar conductas de adulto chiquito.
  • Al ser mimados, como el hermano menor, pueden ser dependientes y dictatoriales.
  • Suelen ser inteligentes, sociables.
  • Pero también pueden ser algo egoístas e individualistas.

¿Qué pasa con los gemelos?

  • Uno de ellos suele tomar el papel de hermano mayor.
  • Hay mayor cercanía entre ellos a diferencia de los hermanos que nacen en orden subsecuente.
  • Suelen ser más confiados.
  • Pero también se vuelven dependientes uno del otro.

Una vez más nos hemos dado cuenta de cómo el orden tiene un efecto fundamental en nuestras vidas, no solo el orden de los espacios, sino el orden de la vida misma. Es verdad que todas las personas poseen su propio carácter, el cual se forma y expresa desde pequeño, pero no se nace ya dispuesto al éxito o al fracaso o ya responsable o inconsciente; hay muchas cosas que influyen en la formación del carácter de una persona, en su modo de ser y afrontar la vida desde su mismo nacimiento. Una de estas cosas es el orden de nacimiento, aun cuando a primera vista pueda parecer extraño.

¿Tus hijos encajan en el perfil?

¿Cómo saber si eres una persona desordenada?

24 julio, 2018 / no comments

Muchas veces estamos tan enfocados en cosas como el trabajo, la escuela, la familia o cualquier otra actividad que olvidamos mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de  cómo de ordenados o desordenados están los espacios en los que vivimos. No darnos cuenta de ello puede ser terrible, ya que la forma en la que se encuentra nuestro exterior refleja también nuestro estado interior.

Vivir en el desorden y no darse cuenta de ello es más común de lo que uno piensa, pues somos seres de hábitos, lo que quiere decir que la mayoría de las veces el desorden es una conducta aprendida; si vivimos constantemente en el desorden es fácil acostumbrarse a no percibirlo. El problema de esto es que a largo plazo puede provocar problemas, ya que el desorden se extiende a todas las áreas de nuestra vida: la alimentación, el trabajo, los estudios, etc.

El desorden, reflejo de un problema emocional

Es posible que pasemos por alto el desorden y aceptemos vivir con él porque se nos hace curioso o lo vemos como algo que nos define como personas, sin embargo, esto puede llegar a ser mucho más que un simple hábito. Hay estudios que aseguran que el desorden físico puede ser señal de que algo va mal con la salud mental, reflejando algunos temores como el miedo al cambio, el temor a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia; además refleja inestabilidad, miedo al futuro, falta de interés a la vida o incluso, depresión.

depresión

Tomando conciencia de la realidad

Llegar al punto en el que nos damos cuenta de que somos personas desordenadas no es fácil y muchas veces requiere de la ayuda de un profesional, sin embargo, el primer paso para solucionarlo es, como siempre os digo, tomar conciencia. En el momento en el que somos conscientes de que algo no va por el camino que queremos es cuando empezamos a hacer algo por solucionarlo.

A veces, para quienes nos miran desde afuera puede ser muy obvio notar que somos personas desordenadas, pero para quienes lo son, enfrentar la realidad no es tan sencillo como parece. Entonces, cómo podemos darnos cuenta si somos personas desordenadas o si estamos convirtiéndonos en una.

A continuación, comparto algunas señales que te ayudarán a descubrir si eres una persona desordenada:

  1. Te cuesta trabajo encontrar las cosas, desde las llaves del coche hasta el mando de la televisión.
  2. Llegas tarde a los compromisos; puede ser al trabajo, a recoger a los niños, a una cita con amigos, y es que antes de salir tieness que entrar y salir varias veces porque olvidaste algo.
  3. Has descuidado tu imagen personal, te da pereza arreglarte, te duchas con menos frecuencia, olvidas ponerte desodorante o ¡hasta beber agua!
  4. Comienzas a usar partes de tu casa para otro propósito que no era el original, como colgar la ropa en las sillas, usar la mesa del comedor para acumular papeles, los cajones para guardar cosas que ya no usas, etc.
  5. Dejas la cama sin tener por varios días, incluso te has olvidado de cambiar las sábanas y las fundas de las almohadas o el cobertor.

  6. Acumulas objetos, a veces sin darte cuenta. Desde las cuentas por pagar que llevan años en el cajón o en la mesa, hasta ropa y objetos que te regalaron y guardaste con la idea de que algún día podrían servirte, pero nunca los has usado.
  7. Evitas tener visitas en casa, en el fondo sabes que tu casa no está presentable y solo haces limpiezas de emergencia cada vez que alguien llama a la puerta.
  8. Realizas actividades en lugares que no están destinados para ellas, como comer en la cama en lugar de en el comedor, trabajar en el sillón en lugar de en el escritorio, ver la tele desde el suelo en lugar de sentarte en el sofá.
  9. Comes a destiempo, a veces olvidas desayunar o se te pasa la hora de la comida así que la juntas con la cena, por momentos no comes o en otros comes de más.
  10. Constantemente tiras la comida porque se ha echado a perder, pues simplemente te olvidaste de que estaba ahí.

    acumular objetos

  11. Olvidas pagar las facturas a tiempo; te cortan la luz, el casero te llama desesperado, te han llegado intereses de la tarjeta de crédito, y a veces es porque no encuentras las facturas o las tenías y las perdiste.
  12. Tu coche es una extensión de tu armario, no puedes llevar a nadie en el asiento trasero porque está lleno de ropa, bolsas, la chaqueta que no encontrabas sigue ahí, hay papeles del trabajo y hasta el suéter del perro.
  13. No tienes suficiente ropa limpia, olvidaste lavar y todo está en el cesto de la ropa sucia o dentro de la lavadora desde hace semanas.
  14. Olvidas tirar la basura y no lo recuerdas hasta que un olor extraño te llama la atención o la basura comienza a invadir vida.
  15. Dejas las cosas a medias, desde una película porque te quedaste dormid@, hasta las idas al gimnasio, las clases de cocina o el libro que empezaste a leer.
  16. Duermes de más o de menos, pues no tienes una rutina saludable de sueño.

Si marcaste sí a más de tres de estas opciones es muy probable que tu vida esté bastante desequilibrada en algunos o muchos aspectos, que tengas la sensación de que es un caos, y que aquello que has pasado por alto justificándolo con pereza o falta de tiempo se esté convirtiendo en una bola de nieve. Quizá haya llegado el momento de pedir ayuda.

Mientras tanto hay algunas cosas que puedes hacer para ir resolviendo algunos de estos puntos sin que signifiquen un cambio que te desequilibre por completo.

organizar

  • Coloca una pizarra con tus compromisos y fechas importantes justo donde puedas verla todos los días, de este modo no olvidarás pagar, llegar o entregar a tiempo.
  • Poco a poco ve asignando lugares a las cosas, un lugar para las llaves, otro lugar para las facturas por pagar, cajones con distintos objetivos, etc…
  • Tira las cosas que no son útiles o que nos has usado en mucho tiempo. Deshazte de los papeles viejos, de los cables; conforme vayas encontrando objetos, velos eliminando de tu vida, de todas formas ya los dabas por perdidos.
  • Estableces horarios para cada actividad, intenta establecer horas para cada comida y para descansar, así como para trabajar y guarda siempre unos minutos del día para ordenar.
  • Coloca etiquetas en las cajas, cajones y pequeños espacios para guardar para que te recuerdes de poner las cosas en su sitio.
  • Haz ejercicio con regularidad, esto te ayudará a mantenerte motivado y eliminar estrés para concentrarte en otras áreas de tu vida.
  • Realiza actividades que te hagan feliz, cuando tu estado de ánimo es adecuado te sientes con ganas de mejorar todo lo que está a tu alrededor.

Poco a poco ve haciendo pequeños cambios “un día de orden a la vez”, verás como al notar espacios libres y ambientes limpios, sentirás una especie de tranquilidad emocional que te ayudará en todos los aspectos de tu vida.